Quince años resteados con Venezuela

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Los orígenes de Primero Justicia se encuentran en la difícil década de los noventa. La crisis económica, política y social nos animó a trabajar intensamente por Venezuela. Nacimos como una ONG acompañando a quienes más lo necesitaban: asesorías jurídicas gratuitas en sectores populares, justicia de paz en todo el país y herramientas para resolver los problemas más próximos a los ciudadanos.

En 1992 fuimos testigos de dos intentos de golpe de Estado. Esos hechos de violencia y muerte nos advirtieron sobre la fragilidad de nuestro sistema político. Los justicieros somos hijos de la democracia y condenamos que el fantasma de una nueva autocracia militarista deambulara por nuestro país.

Los golpes de Estado y la amenaza autocrática fortalecieron nuestra vocación política. Entendimos que Venezuela necesitaba de nuestro esfuerzo y de nuestra lucha. Trabajamos intensamente durante ocho años. Hicimos aportes concretos al proceso constituyente y en el año 2000 decidimos convertirnos en partido político: Primero Justicia nació con el firme propósito de alcanzar la Venezuela de la justicia. Nuestra propuesta renovadora ofrecía, así, el rostro joven de hombres y mujeres dispuestos a luchar por los valores republicanos.

Como señalamos en nuestra última Convención Nacional celebrada en febrero de 2014, Primero Justicia ha crecido adversando el poder de un sistema político de vocación totalitaria que ha destruido todo lo que encuentra a su paso. Por eso, conscientes de esa realidad, afirmamos que más ha podido nuestro empeño democrático que el afán destructor de quienes pretenden dominar a Venezuela. Hoy Primero Justicia es referente fundamental para la lucha política y permanecemos incólumes en nuestros deseos de libertad, de justicia social y de progreso.

Llegamos a nuestro decimoquinto aniversario sin razones para celebrar. Hacemos frente a la peor crisis política, económica, social y moral que ha vivido nuestro país. Como venezolanos nos duele ver a Venezuela hundida en la miseria y violentada en sus derechos fundamentales. Nos duele la pobreza, nos indigna la represión y nos afana el luchar contra la pretensión de miedo y de mentira de la Revolución Bolivariana. Entendemos que esta crisis generalizada no es solo producto de un mal gobierno. La tragedia que vive Venezuela es el resultado de la imposición del socialismo del siglo XXI y del Plan de la Patria, que responden a la naturaleza totalitaria del régimen bolivariano.

Estamos a pocos meses de las elecciones parlamentarias y encontramos en este evento la oportunidad más viable para cambiar los destinos del país. Estamos conscientes de que nuestro sistema electoral está viciado y su desempeño está lejos de los parámetros mínimos de imparcialidad y transparencia. Lastimosamente el organismo que debería servir a la República está hoy secuestrado y responde a los intereses de un régimen no democrático. No tenemos miedo a denunciar con contundencia esta realidad y confiamos en la madurez ciudadana para asumir el reto de vencer democráticamente a un régimen no democrático. Que este obstáculo vencible no merme nuestra esperanza y nos llene de fortaleza para concretar estrategias que nos permitan hacer valer con firmeza la verdadera voluntad de cambio del pueblo venezolano.

Las elecciones parlamentarias son también ocasión para reivindicar la política. El país entero tiene puestas sus esperanzas en la capacidad y el sentido de bien común de quienes hemos decidido servir a Venezuela desde los partidos políticos. Se espera de nosotros el ejercicio pleno de nuestras virtudes civiles en aras de la reconstrucción institucional del país. Pero las elecciones parlamentarias son una cita con lo mejor de nosotros mismos y, en tal sentido, es un reto amplio que convoca a todas las fuerzas del país, un reto de pueblo.

Nuestros primeros quince años los conmemoramos en un país herido por el socialismo del siglo XXI. Con responsabilidad decimos que seguiremos adelante dando vida a las ideas del centro humanismo, que nos inspira en cada actuación por el bien de Venezuela. Con esperanza los invitamos a seguir construyendo el futuro que se merecen nuestros hijos y con mucha seguridad afirmamos que ¡la democracia viene! y el país que soñamos hace quince años pronto será una realidad. 

 

[email protected]

@JulioBorges

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir