Raíz de la República

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En el principio fue el municipio. El 19 de abril de 1810, del cual el pasado domingo se cumplieron doscientos cinco años, tuvo su escenario en el cabildo caraqueño. Su conmemoración se ha ido destiñendo con los años, acaso por su naturaleza civil que choca a ciertos reescribidores “comprometidos” de la Historia. Cualquier batalla, grande o pequeña, cualquier refriega incluso, recibe fanfarria propagandística, como si se quisiera que olvidáramos que el 19 de Abril y el 5 de Julio, nada menos, fueron actos civiles y políticos. 

La fuerza de la vida municipal tiene antecedentes históricos de profundidad. En América, el ayuntamiento recuperó los bríos que en la vieja España habían venido languideciendo, después de la Reconquista y las cartas forales o cartas pueblas. No es raro pues que fuera el recinto de la inconformidad y sus debates, cuando Napoleón le puso la bota a la península ibérica. Y sucedió aquí, y en Bogotá y en Buenos Aires y en Santiago de Chile. 

En Venezuela ha vivido el municipio las vicisitudes de nuestra accidentada trayectoria nacional. Dictaduras, centralismo asfixiante, caudillismos de variado primitivismo, guerras y guerritas e incluso en democracia, excesos del partidismo clientelar y los personalismos. Pero allí está, y sigue teniendo el potencial democrático que le viene de naturaleza, al ser la ventana a través de la cual el ciudadano y su cotidianidad se asoman a la institucionalidad republicana. 

A pesar que nuestra actual Constitución reconoce su carácter celular y de comunidad esencial y natural, el centralismo político agresivamente sectario y excluyente, así como su legislación procuran debilitarlo. Todo el andamiaje del llamado Poder Popular y Estado Comunal, grosera manipulación de dos conceptos que deberían ser muy democráticos y legítimos, lo que busca es socavar la fuerza municipal para sacrificarlo en el altar de un nuevo centralismo más absorbente y castrante. Ojo con eso.

El Municipio es raíz de la República, en el decir atinado de Joaquín Gabaldón Márquez, y su unidad política primaria según la Constitución.

Por eso defendemos y promovemos el Municipio y sus autoridades legítimamente electas por el pueblo. Por eso el Instituto Fermín Toro desarrolla, bajo la conducción de Carlos Mascareño, el Programa de Apoyo a la gestión de Gobierno Municipal. Haciendo patria de abajo hacia arriba.  

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir