Rodríguez: Negocios con Cuba causan la crisis de la salud

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Caracas, agosto 21 (Janet Yucra M.).- "Los negocios chimbos con Cuba, detonan nuestra emergencia nacional, puesto que representan la destrucción del sistema nacional de salud pública, lo que aumentó la presión sobre el sector privado y ahora, las enormes deudas con proveedores serios, distintos a Farmacuba y al propio Fidel Castro, hacen que la crisis sea general, con insuficiencias entre  70  y 80%  y, en algunos casos, llegando a fallas totales".

La denuncia la hizo el diputado de la Asamblea Nacional (AN), Miguel Ángel Rodríguez, quien desde   2011 propuso "una cruzada nacional hospitalaria", en vista de la crisis que desde esa época se cernía sobre el sistema público de salud.

Rodríguez solicitó al  Ministerio Público "investigar la gestión de los últimos cinco ministros de Salud y sus equipos de infraestructura y dotaciones hospitalarias. Es urgente revisar y revertir los acuerdos que en materia de medicinas, equipos e insumos médicos, mantiene el Gobierno con la administración de Fidel Castro en Cuba", ratificó el Diputado.

Recordó que desde 2006, el ex presidente Hugo Chávez "rompió el proceso de licitación sustentado en requerimientos técnicos establecidos por un equipo de expertos en el área sanitaria del Ministerio de Salud, para entregarle el negocio directamente a su mentor revolucionario, Fidel Castro".

 "El propio dictador echó el cuento en una carta, cuando para justificarse con su gobierno socio en Miraflores, destapó un escándalo con las firmas Philips y Siemens.  Castro, igual que ha sucedido con alimentos, con cemento, con medicinas y hasta con el petróleo excedentario venezolano que revende luego para lucro de su gobierno, también fue empoderado como la rosca de la intermediación de equipos e insumos médicos. Es decir, que desde ese año, con un negocio que se inició con cerca de 73 millones de dólares,  por unos 3.000 equipos y materiales médicos, somos los bolsas (sic) a los que Castro les revende".

Dice Rodríguez que "en cada tomógrafo dañado, en cada rayos X no repuesto, en cada equipo prometido que nunca llegó y que dejó obsoleto un quirófano o una sala de terapia intensiva, o un servicio completo en cualquier centro público, hay que revisarle la barba a Fidel y recordar la entrega que Chávez le hizo, como para entender que esos vínculos deben ser revertidos de inmediato".

El negocio farmacéutico

El parlamentario tachirense denunció "la gravedad que significa la forma como el Gobierno de Venezuela se entregó en manos de la estatal castrista Farmacuba, que según su registro, tiene como objetivo importar y almacenar las materias primas, envases, medicamentos, reactivos, equipos y piezas de repuesto para la Industria

Farmacéutica Nacional y la exportación de medicamentos de uso humano y otros productos a países de América Latina, África y Medio Oriente".

Asimismo, denunció que "el Servicio Autónomo de Elaboraciones Farmacéuticas (Sefar) fue convertido hace mucho en el galpón del negocio con Farmacuba". Trajo a colación la denuncia que hizo en febrero de este año su colega de la Unidad, Carlos Berrizbeitia, quien denunció "la pérdida de toneladas de medicamentos cubanos que por estar vencidos debieron incinerarse. Solo en los últimos meses, se perdieron  cerca de  500 millones de dólares en los revolucionarios negocios chimbos", aseveró.

Rodríguez aprovechó para "repudiar" las afirmaciones de la defensora del pueblo, Gabriela  Ramírez, sobre el alerta que han hecho distintos sectores de la salud. "Repudiamos que la Defensora les responda a los angustiados médicos que la cosa no es tan dramática como para declarar una emergencia y nos resistimos a que el ministro Francisco Armada quiera que nos conformemos con que admite que hay fallas en la distribución de medicinas.

El entuerto con Castro y sus negocios con la salud venezolana, golpearon mortalmente al circuito público y eso nos llevó al caos general de hoy". 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir