Rousseff se queja de críticas de FIFA a organización de Brasil 2014

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Río de Janeiro, 4 junio de 2014.- La presidenta Dilma Rousseff consideró como "indebidos" los comentarios y quejas de la FIFA sobre los problemas en la organización del Mundial de fútbol de Brasil 2014, al que suele referirse como "la Copa de las Copas". 

"Es incorrecta la forma por la que un país que recibe la Copa está obligado a escuchar ciertas consideraciones indebidas sobre si mismo y su soberanía", afirmó Rousseff, en una entrevista a la red televisiva Bandeirantes difundida en la noche de este martes. 

Rousseff dejó en claro su enojo por las recientes declaraciones del secretario general de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA), Jerome Valcke, quien opinó que para el país anfitrión el éxito de la selección nacional en el Mundial es más importante que el éxito de la organización de la cita. 

"Yo sé que es muy importante para Brasil jugar la final, quizás hasta más que el éxito de la organización", dijo Valcke en una entrevista publicada este fin de semana por el diario brasileño "O Globo". 

Al ser indagada sobre la frase de Valcke, Rousseff afirmó que "desde hace mucho tiempo" no está de acuerdo con "declaraciones variadas" del número dos de la FIFA, y sostuvo que Brasil "tiene condiciones de realizar la mejor Copa del mundo en forma absolutamente ordenada". 

En la misma entrevista, la presidenta brasileña aseguró que no tolerará "ningún tipo de desorden" durante el Mundial, que se jugará del 12 de junio al 13 de julio. 

"No admitiremos, realmente no admitiremos que haya cualquier tipo de desorden que busque impedir a las personas de tener acceso al Mundial". 

El gobierno brasileño dispuso para este Mundial el mayor contingente de seguridad de la historia de la cita, al anunciar la movilización de 150.000 militares y policías, además de 20.000 agentes privados para vigilar las 12 ciudades sede del evento. 

"Nosotros estamos trabajando en forma muy intensa para que los jefes de Estado y de gobierno que vendrán a visitarnos -y son muchos-, las delegaciones y todos los hinchas, turistas y admiradores de fútbol tengan condiciones de seguridad", expresó Rousseff, quien sin embargo aseguró que no pretende impedir las protestas populares. 

"Las manifestaciones son absolutamente legítimas. (Pero) No es legítimo ni democrático destruir propiedad privada y pública, ni mucho menos quitar una vida humana, porque en este caso hay crimen", dijo.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir