¿Sabe usted qué músico venezolano murió mientras dirigía una retreta?

FARANDULAZO

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Vicente Gramcko
Vicente Gramcko

La historia está llena de capítulos singulares que llaman la atención de las sociedades, en el devenir de los tiempos. La música es uno de esos escenarios donde ocurren con frecuencia este tipo de secuencias. Una de ellas, la repentina muerte del compositor Francisco de Paula Aguirre mientras dirigía una retreta, será el tema de nuestra columna de hoy.

UN COMPOSITOR SIN PAR

Francisco de Paula Aguirre había nacido en la Caracas de fines del siglo XIX. Exactamente, vio la luz el 20 de octubre de 1875, bajo la luna de Venus. Su infancia transcurrió en medio de las revoluciones del fin de centuria; pero, apegada a la música, pasión que lo envolvió desde muy niño.

Estudio piano y violín, instrumentos de los cuales se hizo un ávido maestro. También, tuvo estudios de teoría, solfeo, armonía y composición. En cada incursión musical deslumbró primero a sus profesores y. más tarde, al público caraqueño de las grandes salas, considerado uno de los más exigentes del sur de América.

Pero, fue en el campo de la composición donde Francisco de Paula Aguirre impresionó a los públicos de todo el continente. Sus canciones viajaron a numerosos países y ganaron concursos en muchas latitudes.

Para muestra un botón. Hablaremos de dos de sus creaciones más geniales, con letra del periodista Leoncio Martínez “Leo”. Se trata de “Dama antañona” y “Amalia”

La primera de ellas es un valse, quizá el más famoso de todos. En su versión instrumental, se utiliza para las fiestas de quince años, aún hoy en día. Es una de las piezas más hermosas del folklore venezolano y ganó un certamen que realizó el famoso sello disquero internacional RCA Víctor, a principios del siglo pasado.

Su letra, escrita por el periodista Leoncio Martínez “Leo”, trata de la diferencia entre la joven caraqueña del siglo XIX y la de principios del XX. Habla sobre sus modales y sus trajes; pero, alaba su alma ingenua y su manera grácil, que debe ser cortejada con ternura por un caballero galante y gentil.

La otra canción es un joropo. Considerado uno de los temas escritos en seis por ocho más característicos del repertorio musical venezolano, es – quizá – el joropo más conocido, después de “Alma llanera”, de Pedro Elías Gutiérrez y Francisco Bolívar Coronado.

Su letra – también de la autoría de Martínez “Leo” – dice, entre otras cosas, lo siguientes:

“Canta claro, maraquero,

canta a los amores míos,

en la voz de los corrios

y el joropo del llanero”

 

MURIÓ DIRIGIENDO UNA RETRETA

A lo mejor, los lectores más jóvenes no conocen el término retreta. Se refiere a un concierto que solían realizar los miembros de las bandas marciales de Venezuela desde los inicios del siglo XX y hasta los años setenta.

Se hacía en las plazas de ciudades y pueblos, en horas de la tarde. Era dirigido al público en general, que se reunía, bien en sillas que llevaban desde sus casas o a pie para escuchar sus interpretaciones.

Era una excusa para que las familias se encontraran, en días en los que no había televisión y había suficiente seguridad para salir a las calles. Algo muy típico que se ha perdido con el tiempo.

Francisco de Paula Aguirre fue designado como subdirector de la Banda Presidencial para 1937. Transcurriendo la tarde del jueves 27 de julio d 1939, dirigía la retreta de la plaza La Pastora, cuando le sorprende la muerte, víctima de un ataque al corazón.

La actividad musical de este increíble caraqueño cierra el último capítulo de nuestro movimiento popular de música romántica.

SERÁ HASTA LA PRÓXIMA, Dios mediante. Espero sus comentarios por el correo [email protected].

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.