¿SABÍA USTED QUE A PALITO ORTEGA LO DESNUDARON EN VALENCIA?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Vicente Gramcko, Columnista de Notitarde.

Transcurría el mes de julio de 1968. En Venezuela, nos preparábamos para escoger a un nuevo presidente de la república, que resultaría el doctor Rafael Caldera. Valencia – que aún no había sufrido su transformación de pueblo grande en ciudad cosmopolita –  estaba por vivir un acontecimiento poco usual en el área de la farándula internacional. Fue cuando el cantante y actor argentino Palito Ortega fue “desnudado” por sus fans, en una radio de la ciudad. Y de eso, hablaremos hoy.

EL MUCHACHO TRISTE DE LAS CANCIONES ALEGRES

Palito Ortega es un cantante nacido en la provincia de Tucumán, al norte de Argentina, que vivió la mejor época de la industria discográfica, aprovechando la llama “nueva ola” de esa década prodigiosa. Fue llamado el “muchacho triste de las canciones alegres”, porque casi no sonreía en público, en contraste con las letras de sus canciones, que por lo general eran muy alegres.

Atravesaba el camino de “ídolo popular”, no sólo en su país, sino en toda América Latina, donde había pegado muchísimos temas, todos compuestos por él mismo, como “Vestida de novia”, “Despeinada”, “Sobre todas las miserias”, “Lo mismo que a usted”, “La felicidad” y muchos más.

Para ese momento, acababa de estrenar la cinta “Amor en el aire”, que había filmado un año antes en España, con la madrileña Rocío Dúrcal; y se encontraba en gira por todo el continente, cantando las canciones de su más reciente disco de larga duración, titulado “Impacto”, donde estaban los temas de la película; pero, especialmente, se encontraba la pieza “Corazón contento”, que tenía bien colocada en varios países.

LO ESPERABAN EN RADIO “VALENCIA”

En julio de 1968, Palito estaba de gira en Venezuela. Cantó en De fiesta con Venevisión, programa que animaba Gilberto Correa, canal en el cual también protagonizó un capítulo de la serie “Historia de las canciones”, en el que interpretó los temas de su vinilo “Impacto”. También, recorrió emisoras de radio y redacciones de periódicos, tanto en Caracas, como en las principales ciudades del país. Valencia no iba a ser la excepción.

Los promotores de la RCA Víctor en Venezuela, sello disquero que era manejado en el país por los hermanos Antor, programaron la visita de Palito para Valencia, dentro de un apretado cronograma promocional. Ese día, llegó a mediodía a la sultana del Cabriales y – después de almorzar en un conocido restaurant de la avenida Bolívar – fue llevado a Radio Valencia, donde sería entrevistado. De allí, se trasladaría otras emisoras.

Radio Valencia quedaba en la calle Michelena, frente a la bomba La Concha. Era la emisora de corte juvenil en la capital carabobeña. Con gran antelación, se había anunciado la llegada de Palito a la estación. Decenas de fans se aglutinaron frente a la puerta de la radio. Eran días de vacaciones y las liceístas se fueron a ver al cantante de moda. Lo esperaban en Radio Valencia.

 NO LOGRÓ LLEGAR AL ESTUDIO

Palito llegó acompañado por personal de su confianza. Vestía una levita negra y un sweter beige con el cuello “mao”,  estilo que él mismo había impuesto, en presentaciones y en fotos promocionales.

El sureño atravesó el umbral de la puerta principal de la estación y comenzó a recorrer el pasillo para llegar al estudio, donde lo esperaba el personal de prensa para entrevistarlo; pero, no logró llegar. Las chicas que lo esperaban se abalanzaron contra él y le rompieron tanto la levita como el sweter. Además, reventaron la puerta de vidrio que conducía a la cabina.

Palito fue rescatado por su personal de seguridad, que lo sacó de la estación y lo llevó al carro, para “dejar el pelero”. Nunca más lo vimos en la ciudad. Una revista caraqueña de la época reseñó el hecho en su portada, con un título bastante sensacionalista y en letras muy grandes: “Desnudaron a Palito Ortega en Valencia”…

Uno de los testigos de excepción que recuerdan el incidente es el hoy famoso cantante valenciano Eddy Castro, que en esa época comenzaba su carrera como vocalista del grupo emergente Los Cow Boys.  Él se encontraba en la radio cuando ocurrió el acontecimiento.

De esa forma, el “muchacho triste de las canciones alegres” dejó su levita negra y su sweter beige como recuerdo a sus fans; mientras que se llevó como regalo de éstas unos cuantos rasguños, tanto en la cara, como en su pecho: nada que no se pudiera disimular con un poco de maquillaje, a la hora de cantar en televisión.

Posiblemente, el cantante sureño – que muchos años después llegó a ser Gobernador de Tucumán y hasta Senador de la República de Argentina – se acuerde de aquel momento de furor que despertó entre sus fanáticas valencianas, tal como lo hacemos hoy en esta trinchera periodística. Un capítulo más de la historia de la farándula de la sultana del Cabriales que hoy traemos para ustedes.

Y HASTA AQUÍ POR HOY. Cualquier comentario, escribir por favor al correo: [email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.