SAN DIEGO ES PROGRESO

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Desde donde me encuentro, acompañando a mi esposo en la búsqueda de la restauración de su salud, sentí volar mi espíritu para estar allí, junto a nuestro pueblo devoto en la iluminación de las Candelas, día de nuestra Patrona Virgen de la Candelaria, por cuya intercesión rogamos al Señor por la salud y el bienestar de la familia sandiegana, la paz y la justicia, el progreso y el ansiado bienestar de carabobeños y venezolanos. De igual manera he rogado con mucha fe para que Dios proteja a San Diego de invasiones y del intento de “ranchificación” que se intenta para distorsionar el proceso de estabilización del desarrollo urbano, quebrantar la propiedad privada y atentar contra la seguridad y la tranquilidad de una comunidad constituida por ciudadanos, por familias que han dedicado años de esfuerzos para obtener sus viviendas y exigen condiciones para la armonía y la convivencia, ante lo cual se han trazado las acciones tendentes a garantizar una gestión eficiente, generando confianza e ingresos provenientes de la actividad comercial e industrial, impuestos y tasas de servicios que con sentido de responsabilidad pagan nuestros vecinos responsables. En este orden de ideas, con acertado criterio los agentes de la Policía Municipal de San Diego establecieron el diálogo con numerosos invasores, gente que vino o la trajeron de otros lugares, para que se retiraran de áreas invadidas en forma atropellada. La fuerza policial municipal es de carácter administrativo según el ordenamiento legal, y al no encontrar cómo lograr que los invasores depusieran sus acciones, se ha requerido la presencia de la Policía del Estado Carabobo y de la Guardia Nacional, auxilio imprescindible, que finalmente alcanzó el objetivo del solicitado desalojo. Se puso pues en vigencia el Decreto de la Gobernación de no permitir invasiones y de coadyuvar a los municipios y/o los ciudadanos a preservar el orden subvertido. Lo destacamos como plausible, como el camino para que unidos transitemos la senda de obtener la protección de los bienes y de la vida, porque la anarquía es tormenta desencadenante de muchos otros males que, incontrolables como su origen, terminan por perjudicarnos a todos. Gracias, Virgencita de la Candelaria, por escuchar nuestros ruegos y darle a Enzo esta nueva oportunidad de seguir a nuestro lado y de servir a su pueblo. Gracias igualmente por protegernos de invasiones y podamos tener el auxilio de la fuerza pública, regional y nacional, legalmente autorizada para impedir tales hechos. Convocados estamos siempre para orar por San Diego, en donde se construye el Carabobo y la Venezuela que todos queremos y       que pronto, unidos y con Scarano, lograremos.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir