Scarano

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

 

El viernes 22 del corriente, fui acompañado de mi familia, a visitar, por cinco minutos,  a Enzo Scarano, digno Alcalde de San Diego. La visita me trajo recuerdos… A mi padre también lo tuvieron en la Cárcel Modelo, en unas Navidades (1945), para luego salir triunfante de todas las acusaciones que le hicieron, él  fue uno de los pocos que salió exento de responsabilidad civil y administrativa. Y este recuerdo, me vino, pues cuando saludé a Enzo, pensé en su inocencia, y sin embargo el régimen, lo tiene preso. Lo primero que hizo, fue mostrarme a su nieto, que  vino a conocer ahora, que ha salido por enfermo de la mazmorra asquerosa, donde pasó  las Navidades. Le dije: que al catire, se lo había traído San Nicolás!

Conozco a Enzo desde que él era un carricito, el arte me acercó a su señora madre. Noté que Enzo, sale sin odios ni venganzas de la cárcel, de la mazmorra, donde lo han hecho sufrir más de la cuenta. Porque, el poder en Venezuela, no reconoce derechos al preso, por allí está la jueza Afiuni, a la que encerraron en un calabozo,  y de casualidad no la sacaron muerta.

Los carceleros, deben recordarse del palo de los gallineros, en ellos las  gallinas que se montaron, ensucian a las de abajo;  pero la rueda de la fortuna gira, acelera,  y se cambia de lugar ¡los de abajo van pá encima! Por eso deben  reconocer, y respetar los derechos humanos del preso. Estos Nereos Pacheco, actuales, se extralimitan, y a la pérdida de libertad, suman, cualquier tormento que tengan a  mano, para congraciarse con los jefes.

Me pareció extraño, que  una cárcel militar, tuviera los calabozos en condiciones sanitarias impensables, pero a Enzo, no se le enfrió el guarapo, y pronto con brocha y pintura, adecentó  la mazmorra.

El encarcelamiento de Scarano es injusto, el alcalde no tiene por qué pagar las manifestaciones de otros, si así fuera, la Varela debía estar entre rejas, pues en las cárceles venezolanas que están bajo su responsabilidad, hay el muerto hereje; y ella tan campante, ¡sacudiéndose la peluca! En San Diego, quizá hubo guarimbas, también, las hubo en la capital de Carabobo.

La importancia de los medios de comunicación, la popularización de las redes sociales, autorizan a pensar, que un mensaje  atizador incendiario, tuiteado, recibido por miles de personas,  a un tiempo. Podríamos colegir, que sea causa remota  de acontecimientos impensables. En Valencia se recibió un mensaje del comisario -que no presidente- de la Asamblea Nacional, que caldeó el ambiente. Lo preparó para el desarrollo de la jornada, concretándose desgraciadamente, en la muerte de una hermosa joven universitaria, a quien  no terminamos de llorar. Sin embargo, el atizador por las redes sociales: Twiter, no está preso.

Le  ha tocado a Enzo, estar en la misma  mazmorra, donde el régimen tiene a mí amigo el General Isaías Baduel, quien comprometió su vida, y fue a enjugarle las lágrimas a Chávez, y a traerlo, cuando no tenía  esperanza. Hoy, es su preso político. El beneficiado, lo metió en la cárcel. El pueblo dice: ¡Así paga el diablo! ¡Felicitaciones y deseos de un  triunfo más, al señor José Rodríguez! Flamante  propietario de Notitarde, repito algo que dije, a los amigos Ricardo, y Laurentzi: sabemos que Trinchera, cabalga en rocín prestado.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir