“Si hay algo que se deba defender y mantener con calidad y gratuidad ante la dificultad en el país, es el sistema educativo”

Dheliz Álvarez, directora de la Zona Educativa, destacó logros y avances del sector educativo ante los conflictos que atraviesa Venezuela.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Más de 400 mil alumnos en 575 escuelas son beneficiados a través del Programa de Alimentación (PAE) en Carabobo. Unas 60 escuelas, se sumaron a este sistema durante la gestión de Dheliz Álvarez.
Más de 400 mil alumnos en 575 escuelas son beneficiados a través del Programa de Alimentación (PAE) en Carabobo. Unas 60 escuelas, se sumaron a este sistema durante la gestión de Dheliz Álvarez.

Ante la difícil situación que afrontan los venezolanos, representantes del Gobierno nacional y el Ministerio para la Educación han asegurado en diversas oportunidades que hacen esfuerzos para proteger al sector educativo y mantener niveles óptimos de la educación en el país.

Cada vez son más los señalamientos -principalmente de quienes adversan al Gobierno- sobre el supuesto menoscabo que azota el área educativa en Venezuela, debido a la crisis que viven sus habitantes, frente al conflicto económico y financiero impuesto desde varias naciones, especialmente, Estados Unidos.

Para tratar este tema en el foro, fue oportuna la visita a este rotativo de Dheliz Álvarez, directora de la Zona Educativa del estado Carabobo, quien es abogada, profesora universitaria en la cátedra de Derecho Penal y líder social que, durante su trayectoria, ha estado al frente de diferentes responsabilidades políticas y gubernamentales.

Beneficios laborales

En principio, celebró con orgullo que en meses recientes, el sector educativo de la región ha sido participe de diversos beneficios debido a los “grandes esfuerzos” del  presidente de la República, Nicolás Maduro y el ministro para la Educación, Elías Jaua, con el fin dignificar a profesores, estudiantes y demás trabajadores, pese a la situación actual del país.

Informó que en abril de este año se firmó el contrato colectivo de los maestros, en el cual se honraron compromisos acordados con diversos sindicatos educativos discutidos en mesas de trabajo.

En el acuerdo firmado, dijo Álvarez, no hubo ningún tipo de discriminación ni sectarismo; el contrato incluyó tanto a profesionales de la educación, como al personal obrero y administrativo, además a las madres procesadoras de la patria, que es una estructura relativamente nueva en este tipo de discusiones.

Para la responsable de esta institución en la entidad, si hay algo que se deba defender y mantener con calidad y gratuidad ante la dificultad que pueda atravesar la nación, es el sistema educativo.

“Yo me atrevo a decir que la firma de este contrato ha sido un acto de valentía en medio de las dificultades que podamos estar afrontando como nación, sobretodo de índole económica. El gobierno no ha permitido ni permitirá que la educación se atrase o se paralice porque entiende la importancia que esto tiene para cualquier país en el mundo”, dijo.

Manifestó que el retroceso de un sistema educativo significa el atraso para un país. “Podemos superar cualquier cosa: lo económico, lo social, lo político, pero abandonar  la educación puede generar retrasos generacionales para todo un país y difícilmente se pueda retomar el ritmo para la formación de nuestros estudiantes”, acotó.

En el contrato colectivo, de acuerdo con ella, se hizo reconocimiento de primas de transporte y profesionalización; en la firma, también se logró la oportunidad para que los docentes se especializaran con estudios de postgrados en maestrías y doctorados.

Para los profesionales que no son maestros, pero prestan servicios en los planteles educativos, se alcanzó -en convenio con la Universidad Simón Rodríguez y el Ministerio de Educación- elevar su calidad pedagógica, a través de estudios que permitirán una mejor formación para los alumnos.

“A veces vemos avances sólo cuando hay beneficios económicos, pero estamos haciendo un reconocimiento integral de la labor de maestros y maestras. Por eso desde el Gobierno, en virtud de la compresión y de lo que los docentes significan para nuestra nación, nos hace valorar su trabajo”, expresó.

Sobre los reclamos reivindicativos del sector educativo estadal, sostuvo que están a la espera de los recursos para homologar el salario con el de los profesionales que están bajo la administración del Ministerio para la Educación.

“Eso siempre ha sido porque desde que el comandante Chávez asumió la Presidencia de la República, él homologó al nacional con el estadal, sólo que se tarda un poco cobrar los beneficios por el tema administrativo burocrático para que se haga efectivo la homologación”, argumentó.

Otra de las reivindicaciones responde a la titularidad de los suplentes que, de acuerdo a Álvarez, alcanzó el 97.5% de educadores titulares en el Ministerio para la Educación.  “El resto, que es un porcentaje mínimo, está en periodo de prueba. Nuestro compromiso es mantener la estabilidad laboral de los trabajadores”, apuntó.

En el caso de Carabobo, dijo la representante del sector educativo en la región, se entregaron el mes pasado de mil 200 titularidades, 961. “Son ingresos que se han tramitado en este último mes. Para los maestros es una victoria que se les haya entregado su titularidad, sobre todo cuando tienen tantos años esperándola”, añadió.

Movilización de los docentes

Ante el problema que persiste con el transporte no solo en el estado, sino en el país, la jefa de la Zona Educativa indicó que se asumió la responsabilidad – en casos puntuales- de movilizar a maestros y maestras que difícilmente puedan llegar a sus lugares de trabajo.

“Podemos decir con orgullo que hemos tramitado el 100% de traslados que nos han llegado hasta el día de hoy. Los docentes deben solicitar, de acuerdo a su necesidad, el traslado, pero una vez que lo realizan, nosotros procedemos inmediatamente solucionar tales situaciones”, comunicó.

Pese al cumplido, consideró que el tema del transporte es algo circunstancial; escenario  que fue asumido por su despacho para impedir la interrupción de clases en aulas de centros educativos y así garantizar la formación académica optima  de los estudiantes en Carabobo.

También subrayó que los centros de enseñanza para los docentes siempre debieron ser cercanos a sus domicilios y no de un municipio a otro, “porque indiferentemente del tema del transporte, se trata de un asunto humano y de sacrificio para los maestros; por el horario, el traslado, el peligro en la carretera, entre otras cosas”, justificó.

Por otra parte, cuestionó las propuestas de algunos sectores educativos adversos al Gobierno que plantean la reducción del horario escolar ante la crisis del transporte; a su juicio, esto perjudica la enseñanza y el proceso pedagógico del alumno.

“Es verdad que tenemos que humanizar el sistema para los trabajadores del sector, pero yo no puedo pensar en el educador negando un derecho humano como lo es la educación, de ninguna manera estamos de acuerdo ni vamos a aprobar ningún tipo de relajo en el horario”, objetó.

Señaló que de flexibilizar el horario para el bienestar de los maestros, además de atentar contra el derecho de los estudiantes, daría pie para la manipulación a los trabajadores de sistema educativo.

“Entonces empezarían: ‘Oye tu deberías de trabajar dos días a la semana, imagínate, el salario no te alcanza’, si nosotros permitimos eso, estaríamos lesionando un derecho humano que es el derecho a la educación, y para nosotros, allí está literalmente el futuro de la patria”, expresó.

Dotación escolar

En consecuencia, destacó que en lo que va de año se entregaron  3 mil 665 “canaimitas”; mil 834 de ellas, se distribuyeron el mes pasado en el municipio Diego Ibarra, mientras que se tienen pendiente ocho instituciones educativas entre nacionales y estadales en la entidad.

“Ahí nosotros no tenemos distingo, el Ministerio para la Educación dota tanto a colegios nacionales como estadales, inclusive escuelas municipales. Estas computadoras  son herramientas de trabajo y pedagógica para nuestros niños”, expuso.

Acerca de la atención alimentaria como mecanismo indispensable para la nutrición de los estudiantes, enumeró que un total de 405 mil alumnos en 575 escuelas son beneficiados a través del Programa de Alimentación (PAE). Unas 60 escuelas, se sumaron a este sistema durante su gestión.

Subrayó el esfuerzo logístico y financiero que se hace desde el Gobierno para asistir a los alumnos en las escuelas bajo la situación económica que atraviesa el país. Según Dheliz Álvarez, la dieta de los niños y adolescente responde a lo establecido por el Instituto Nacional de Nutrición (INN).

De igual manera, notificó que de las 3 mil 400 cocineras distribuidas en los planteles del estado, unas mil 500 fueron formadas en arte culinario tradicional utilizando las hortalizas propias al clima tropical de Venezuela.

“Pese a los ataques que tenemos, nosotros podemos asegurar con mucho orgullo que nuestros niños están comiendo en las escuelas, no bajo el patrón de consumo que nos acostumbraron, sino de acuerdo a las proporciones nutricionales que necesitan los estudiantes”, resaltó.

Rehabilitación de las instituciones educativas

A pesar de que la rehabilitación de las infraestructuras de las instituciones educativas no se estaba realizando de manera correcta, según Álvarez, se reinició un proceso de atención a las escuelas más deterioradas a través de Fundación de Edificaciones y Dotaciones Educativas (Fede).

“En Carabobo tenemos 615 planteles adscritos a la Zona Educativa y allí hemos hecho mucho énfasis en la necesidad de que la comunidad participe y tenga como templos sagrados los centros educativos para el cuido y mantenimiento preventivo”, manifestó.

De acuerdo con su planteamiento, a veces una institución educativa no funciona por falta de un bombillo, situación que a su juicio puede ser resuelta por la comunidad sin tener que esperar la intervención de la Zona Educativa. “Eso demuestra quizás un poco de apatía con los centros donde estudian tus hijos, nietos o sobrinos”.

Dentro del Ministerio para la Educación, Álvarez subrayó que cuentan con organizaciones como el Movimiento Bolivariano de Familias, a propósito de resolver inconvenientes que afecten el proceso formativo de los alumnos, sin la necesidad de acudir a instituciones burocráticas.

A propósito de los robos en las escuelas, notificó sobre el inicio de un proceso de formación dirigido a los vigilantes que cuidan los colegios a fin de crear una red de articulación entre ellos y la comunidad para contrarrestar el tema de la inseguridad en los centros.

“Los robos en las escuelas han disminuido producto de los lineamientos emanados por nuestras autoridades que parten desde las actividades constantes que se realizan en las instituciones para no dejarlas solas, sobretodo los fines de semana. Si la comunidad necesita hacer una actividad cultural y necesita ese espacio, se les cede”, señaló.

Migración de docentes

En referencia a la migración de docentes por la situación del país, la directora de la Zona Educativa, aunque no negó esta realidad, indicó que el tema se ha generalizado y no responde a números “escandalosos” de casos que causen preocupación al sector educativo del estado.

“Realmente es un porcentaje pequeño que se ha tratado de magnificar de docentes que ciertamente se han ido del país o han abandonado sus puestos de trabajo de manera inescrupulosa, porque algunos no renuncian, simplemente se van y siguen cobrando, entonces, si es tan malo el salario ¿por qué no renuncian?”, se preguntó.

Para estos casos, en vista de que hay otros maestros que tienen la vocación para educar y están dispuestos a ocupar dichos puestos, la Zona Educativa inicia los procedimientos administrativos correspondientes  para ubicarlos en los espacios vacantes.

Repito, se ha magnificado el tema de la deserción escolar y la migración de docentes, pero no es así, no te puedo negar que si hay casos como lo habrá en todas partes, pero no es algo masivo ni alarmante, en esos casos puntuales nosotros estamos de pie colocando un sustituto en esas aulas de clases porque para nosotros lo fundamental aquí es garantizar el derecho humano a la educación que tienen todos nuestros niños y niñas”, expresó.

Si bien es cierto que algunos maestros deciden irse, dijo la profesora universitaria, otros constantemente solicitan ingresar al sistema educativo del estado, supuestamente por la estabilidad laboral y el trato digno a este sector.

“Nosotros en este año escolar vamos a graduar a 27 mil 548 estudiantes, es una cifra considerable que demuestra lo contrario a lo que han tratado de magnificar acerca de la deserción escolar. Ya estamos en todo el proceso de emisión de títulos, haciendo los preparativos con la Opsu y todo lo demás”, precisó.

Deserción escolar

De igual manera negó que las cifras de deserción escolar anunciadas por algunas dirigentes adversos al Gobierno sean reales o “alarmantes”. Precisó que hasta el momento solo maneja unos 600 casos de un total de 44 mil estudiantes de la educación primaria, media y diversificada en el estado.

“En comparación con estas cifras te puedo decir que no es cierto una deserción escolar como la han querido magnificar personeros adversos al Gobierno. Tengo una nómina de 44 mil alumnos en el estado y solo los directores de los planteles educativos han reportado unos 600 casos de este tipo”, enumeró.

Indicó que los casos de alumnos que han dejado de asistir a algunos colegios o liceos es un asunto de adaptación por el problema del transporte en la región. “Tú ves que en una escuela, hay 100 estudiantes menos, pero eso no quiere decir que dejaron de estudiar, sino que decidieron inscribirse en un centro más cercano a su casa por el tema de la movilización”, explicó.

Como ejemplo citó un caso puntual del liceo Pedro Gual que, según ella, bajo el número de inscritos por estar ubicado en una zona comercial que no tiene comunidades en sus adyacencias.

“Esos estudiantes optaron por inscribirse en un centro cercano a sus comunidades por el problema coyuntural del transporte. Ahí bajó la matricula, pero en otras instituciones educativas aumentó. Yo tengo todos los días cantidades de solicitudes de alumnos que quieren cambiarse de escuelas y liceos”, insistió.

“Nosotros en este año vamos a graduar a 27 mil 548 estudiantes, es una cifra considerable que demuestra lo contrario a lo que han tratado de magnificar acerca de la deserción escolar”.

Educación para el trabajo independiente

Para la orientación pedagógica, la representante del sector educativo en Carabobo, hace esfuerzos para recuperar la educación que valora el trabajo, el hacer y la independencia, más no la formación que te hace dependiente a una empresa o institución.

“El sistema y el currículo educativo estuvo diseñado durante años para graduar a personas a fin de trabajar en una empresa privada o depender de la administración pública, y no formar a ingenieros para que se dedicaran a la investigación que puedan crear su propio proyecto”, explicó.

En función de esto, Álvarez indicó que en Carabobo se están fortaleciendo las escuelas técnicas, las cuales han incrementado la matricula en 30%. Tenemos a diario jóvenes que están estudiando bachillerato  y solicitan cupos en las escuelas técnicas. Muchos estudiantes están entendiendo la educación para el trabajo y el hacer”, puntualizó.

Informó que en las escuelas técnicas de la región, los estudiantes producen mesas, sillas, escritorios, además de desarrollarse en el área de la mecánica, refrigeración y  electricidad. Son alumnos que se gradúan con un oficio y no bachilleres que salen, en muchos casos, sin saber qué hacer con sus títulos”, manifestó.

Todas las manos a la siembra

Sobre el programa Todas las Manos a la Siembra que busca desde los planteles educativos elevar el nivel de conciencia y soberanía alimentaria, sostuvo que es de obligatorio cumplimiento para que los estudiantes tengan el conocimiento necesario que les permita producir sus alimentos y superar el Estado rentista.

“Muchos de los docentes que se resistían a este programa ya los vemos sembrando porque entendieron el proceso pedagógico. Hoy ya tenemos 300 conucos escolares activos y productivos, de allí sacamos yuca, papa, auyama, entre otros que luego son llevados a los comedores de las escuelas”, detalló.

Este proyecto de la siembra, Álvarez lo ha tomado como una necesidad imperiosa que, de acuerdo con ella, no tiene nada que ver con un modelo ideológico, político ni de adoctrinamiento, sino como un proceso que se debe entender como parte de lo que actualmente viven los venezolanos en materia de alimentación.

“La dependencia que tenemos de la renta petrolera nos llevan hoy a que la superación de la crisis sea aún más difícil, que nos cueste mucho conseguir el camino para superar esta situación, y eso obedece a que abandonamos el aparato productivo de nuestro país, pese a todos los esfuerzos que se han hecho con los financiamientos”, argumentó.

Por tal razón, lamentó que a los jóvenes venezolanos se les ofrezca como único camino, abandonar la nación. “Nosotros creemos que, por el contrario, los jóvenes deben quedarse en su país trabajando para superar la crisis como aporte a la sociedad, es ahí donde centramos nuestro máximo esfuerzo”.

La ventana

Una expresión de vida a través de la cultura

 La carismática, inquieta, elocuente y bella Dheliz, proviene de una familia integrada por músicos, cultores y educadores. Cuando niña, no dejó de presenciar junto a sus padres las actividades ligadas al arte que acostumbran frecuentar los profesionales del área educativa.

Por herencia y naturaleza, la niña rubia comenzó a identificarse con la música, a desarrollar su talento artístico, especialmente el vocal junto a sus hermanos. Su atracción por el baile le permitió formar parte de la agrupación de danza “Tamunale” dirigida por el popular cultor valenciano, “Guaraña”.

Más tarde, Dheliz perfeccionó su talento en los principales centros educativos musicales de Carabobo y escuelas de ballet y teatro hasta iniciar su carrera como abogada en la Universidad de Carabobo.

En dicha casa de estudios superior incursionó en la política a los 18 años con la organización Militantes de la Esperanza, dirigido en ese entonces por el reconocido y fallecido abogado, Carlos Escarrá Malavé, a quien considera su padre moral, ético, jurídico y político.

Álvarez obtuvo su título como abogada con postgrado en derecho penal, además es profesora universitaria en esta cátedra. “En esencia, quien está ligado a las artes es un protestante natural, en su mayoría somos personas que expresamos a través de las artes sentimientos y hechos sociales”, expresó.

Sin ningún tipo de complejos manifiesta venir de una familia humilde, de quienes aprendió no ser o sentirse superior a nadie. “Quizás eso a mí me llevó a creer en el comandante Chávez quien planteó igualdad de condiciones y toda mi familia es de izquierda”.

Relató que junto a sus progenitores, desde muy pequeña trabajó en las comunidades,  con sus creencias firmes en una patria libre y soberana. “Como cultores, uno defiende lo nuestro, tu país. Queremos celebrar y proyectar realmente lo que somos y no ser copia de nadie, yo me empeño en eso y por eso seguiré siendo siempre chavista”, manifestó.

A pesar de sus responsabilidades en el estado o en el país; Dheliz sostiene que nunca ha podido desligarse de sus raíces culturales, las cuales expresa con regularidad en actividades políticas.

“Siempre en una actividad política canto, no sé qué tiene que ver, pero yo siempre veo que las dos cosas van juntas, al menos así lo veo yo, también busco drenar a través de las artes. La cultura no es nada más las manifestaciones artísticas sino una forma de vida”, dijo.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.