Sí a la paz, no a la violencia

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La semana pasada se realizó la marcha por la paz en Puerto Cabello. Bajo la consigna: "Sí a la paz, no a la violencia" decenas de porteños salieron a la calle exigiendo un derecho fundamental de los seres humanos: el derecho a la vida. Una forma de protesta que resalta que algo no anda bien, que las políticas de seguridad del Estado venezolano definitivamente necesitan un cambio, necesitan ser replanteadas. Tema que desde hace tiempo vienen advirtiendo distintos sectores de la sociedad, pero que fue puesto de nuevo en el tapete tras la trágica muerte de la Miss Venezuela 2004, Mónica Spear, en la autopista Valencia-Puerto Cabello. Sin embargo, la medida de protesta llevada a cabo en el sector El Cambur no es la primera medida de este tipo que se realiza aquí solicitando seguridad. En 2006 el país también se conmocionó con el lamentable desenlace que tuvo el secuestro de un conocido empresario en la ciudad. En ese entonces, y bajo la presidencia de José Alfredo Sabatino, la Cámara de Comercio organizó "La Marcha por la Vida, la Paz y la Justicia". La actividad se cumplió con la masiva asistencia de representantes de diversos gremios e instituciones públicas y privadas de la entidad, así como de los mismos ciudadanos. Al igual que la caminata realizada la semana pasada, en 2006 nos unimos para rechazar la ola de violencia que ha sacudido diversos sectores del país, en especial de nuestro Pedacito de Cielo. Cerca de las 10 de la mañana y luego de concentrarse en las instalaciones del parque Ymca, todos marchamos e iniciamos nuestro recorrido por la avenida Bolívar, ingresamos a la Catedral de Puerto Cabello. Allí se ofició una misa y se hizo entrega formal al alcalde Osmel Ramos de un documento suscrito por los participantes. En el texto se enfatizaba que "no es una petición, sino una exigencia" que se le dé respuesta al llamado de la justicia que hacía la colectividad. La misma solicitud de 2014. A pesar de ser un día laboral, la marcha contó con mucho apoyo; incluso a nuestro paso por las calles, dueños y empleados de los establecimientos comerciales participaron en la actividad desde sus puestos de trabajo. Además de la marcha se efectuaron otras acciones para repudiar la delincuencia, entre ellas, se conformó una comisión, que lideró el presidente de la Cámara de aquel entonces, y estuvo integrada además por miembros de colonias extranjeras que hacen vida en el litoral y diversas instituciones. La caminata de la semana pasada, según información ofrecida por los medios de comunicación de la zona, fue organizada por la Diócesis de Puerto Cabello a través de la parroquia San Pío X, junto a instituciones educativas y consejos comunales. La actividad estuvo caracterizada por consignas que promovieron la reconciliación, globos blancos y pancartas en favor de la paz. Dos acciones parecidas con una misma solicitud. Ambas caminatas impulsadas por el sentimiento amargo que dejaron hechos delictivos y que conmocionaron la opinión pública del país entero. Más que eso, ambos hechos nos llamaron a los venezolanos a reflexionar, a exigir políticas que garanticen la seguridad para nuestras familias y regalarles a nuestras generaciones futuras un mejor país. No queremos más muertes violentas, pero tampoco podemos reaccionar ante la noticia de un hecho sangriento de una personalidad reconocida. El problema nos afecta a todos, por ende entre todos podemos buscar respuesta a este asunto. Necesitamos cambios en las políticas de seguridad ciudadana y sumarnos todos a los esfuerzos que realizan empresarios, ciudadanos e incluso entes municipales y estadales, también preocupados por este mismo asunto. Y así, en lo sucesivo podamos recordar estas caminatas como el inicio de una gesta histórica que cambió nuestro país, nuestra ciudad, de la cual nosotros fuimos parte y disfrutarán generaciones futuras.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir