Siempre habrá flores para aquellos que quieran verlas

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

¿Es posible ser optimista en medio de lo que nos ha tocado vivir?, palabras más palabras menos, es la pregunta que escucho cada vez que digo: Soy Optimista. Por lo general va acompañada de una mirada de incredulidad o condescendencia, incluso de algún comentario cínico. Pero después de conversar un rato es difícil que alguien no esté de acuerdo en que no solo es posible, sino que además es necesario.

Empecemos por definir "Optimismo", o por lo menos a que me refiero cuando hablo de Optimismo. En los últimos tiempos se ha empezado a usar el término "Optimismo Inteligente" u "Optimismo Consiente" para diferenciar la actitud optimista del simple pensamiento positivo. Es decir, Optimismo no es pensar que si creo que todo va a salir bien, sale bien. O que uno por ser optimista, deja de ver los problemas o los hechos negativos de la vida y se encierra en la negación. Todo lo contrario, El Optimismo del que hablo es la capacidad (Aptitud), de ante cualquier inconveniente o problema, ver qué tengo, cuáles son mis fortalezas, mis cualidades, con qué cuento para afrontarlo y ponerme en acción (Actitud).

¿Recuerdan el famoso vaso medio lleno o medio vacío?, ¿En qué te fijas?, ¿en lo que falta, lo que perdiste, lo que se fue (medio vacío)? lo cual genera además el miedo a perder lo que queda. ¿O eres de los que ven lo que  hay, lo que  tienes, lo positivo? ¿y te pones a trabajar para terminar de llenarlo?

Para mí, el Optimismo es trabajo, es creatividad, es buscar soluciones y oportunidades, es saber que cuando las cosas salen mal hay que levantarse y volver a empezar, ver ¿qué hiciste mal?, ¿qué te falto? ¿qué debes mejorar? ¿puedes solo o debes buscar ayuda? y no rendirse, fracasar no te convierte en un fracasado, te da experiencia y si lo ves con optimismo, te motiva a mejorar.
Hay miles de estudios que demuestran como la actitud optimista está relacionada a mejores niveles de salud, éxito profesional, mas longevidad, mejores relaciones interpersonales. Sólo has una búsqueda en internet cruzando la palabra Optimismo con salud, éxito, años de vida y obtendrás  cientos de resultados que avalan lo que he dicho.

El Dr. Martin Seligman, precursor de la psicología positiva, sostiene que se puede aprender a ser más optimista y ha desarrollado un método para enseñarlo. Quienes nos formamos como Coach de Bienestar, estamos plenamente convencidos de esto y lo practicamos diariamente para lograr nuestro objetivo, el de acompañar personas en el desarrollo de niveles más altos de felicidad, entusiasmo, optimismo y satisfacción con la vida.
La frase del pintor Henry Mattise que da nombre a esta entrada, es el reflejo del pensamiento optimista. En momentos como este, es vital contar con gente optimista, emprendedora, que proponga soluciones y se ponga a trabajar para mejorar. Nada ganas con quejarte, lamentarte y quedarte ahí, paralizado, tal vez incluso soñando que de alguna forma se solucionen los problemas.

Piensa en las veces que has hecho las cosas bien, lo qué has logrado, quién esta ahí para ayudarte, cuáles son tus aptitudes, seguro tienes muchas,  manos a la obra, acción y actitud optimista.  ¡Veras los resultados!

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir