Soberano Desmejoramiento Salarial

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Mucho se ha hablado esta semana de como la inflación y la devaluación se comieron los 1.800 soberanos de salario mínimo que aprobó el régimen, sin discutir, ni acordar con nadie, en su “Yo con Yo”, prescindiendo tanto de empresarios como de los trabajadores. El día del anuncio del nuevo salario mínimo, el 17 de agosto pasado, equivalía a 30 dólares, hoy ya está por los 15, y aun los trabajadores no lo han recibido por primera vez.

Sin embargo, un aspecto relativamente poco comentado, dado el dramatismo de todo lo que nos está ocurriendo, es el impacto del “Madurazo” en los tabuladores y contrataciones colectivas. Fieles a su idea de igualar hacia abajo, el gobierno “revolucionario” implosiona el tabulador de sueldos y pone a todo el mundo a ganar casi lo mismo. De hecho, las fuentes oficiales revelan que los cargos más altos de la administración pública, sin importar estudios, experiencia o responsabilidad, percibirán hasta un máximo de 1,5 salarios mínimos.

La administración nacional, regional y local será sometida a ese cambio y, por tanto, veremos que el estimulo a la profesionalización será cuestión del pasado. Todos merecen un salario adecuado para vivir, alimentar a sus familias, comprar casa y vehículo, sin embargo, los profesionales y técnicos ameritan ingresos mayores a razón tanto de sus estudios como de su experiencia y responsabilidad.

Si lo colocamos en términos militares, pareciera que quieren que el General gane lo mismo que el Soldado y al mismo tiempo vender la especie de que eso es justicia social. Sin embargo, este “medio petro” no va contra la Fuerza Armada, va contra todo profesional y técnico al que le pagarán con chapas de refresco sus estudios universitarios, sus destrezas y su experiencia. ¡Se quemaron las pestañas, como decía mi abuela! y merecen mejor remuneración.

Ahora, nos tocará “ver para creer” que los directores, coordinadores y secretarios de las alcaldías y gobernaciones se quedarán contentos con un máximo de 1,5 salarios mínimos. ¿A quién engañan?. Este desequilibrio solo demuestra que el supuesto programa económico no fue ni meditado, ni pensado, ni menos discutido con nadie, solo busca resolver los problemas fiscales del gobierno.  El resto de los mortales, a comerse un cable con su “medio Petro”, que no es igual que con el real y medio de aquella famosa canción con la que se compraba hasta una vaca. Aunque claro, los que gobiernan burlarán la normativa, muy seguramente, por los caminos verdes y solos serán las víctimas del “presidente obrero” los trabajadores, no la nomenclatura.

Definitivamente este gobierno en su afán por mantenerse en el poder a toda costa, golpea con más fuerza el maltratado bolsillo de los venezolanos. Ninguna medida que no se acompañen de la inversión nacional o extranjera en el aparato productivo nacional, podrá resolver la grave crisis económica que nos está dejando este gobierno. Soberano desmejoramiento de nuestra calidad de vida.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.