La soga al cuello

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

"La historia y nuestro pueblo, podrán reclamarnos mañana, si evadimos el compromiso solemne, si desertamos del rumbo, si abandonamos la marcha…". Leonardo Ruíz Pineda (1916- 1952), abogado y político venezolano, uno de los fundadores de Acción Democrática (AD), asesinado en la lucha clandestina por el régimen del Gral. Marcos Pérez Jiménez.

Dos vertientes espinosas colapsan el gobierno de Nicolás Maduro, muy frágil por la decaída popularidad del personaje, cuyos seguidores ya reconocen su incapacidad para gobernar: la crisis económica sin salida bajo los lineamientos del plan de la Patria del finado y el rechazo mundial hacia la violación de los derechos humanos a los venezolanos que ejercen su legitimo de derecho a protestar contra el caos nacional.

Nadie, mucho menos el gobierno, puede explicar cómo un país con 98.000 millones de dólares en ingresos, puede estar pasando penurias cuasi africanas como no tener papel tualé, agua, electricidad o alimentos básicos. Cuando se producen dos millones y medio de barriles de petróleo diarios, sólo la imposición de una revolución como prioridad gubernamental y una ineptitud estratosférica pueden explicar la bancarrota de Venezuela. 

Los economistas repiten una y otra vez que el país va hacia un colapso hiperinflacionario, con un déficit superior al 15% de su PIB, el Banco Central produciendo miles de millones en dinero inorgánico, sin respaldo en las reservas, una inflación que este año puede pasar el 60%, lo cual la ubicaría como la más alta del mundo. Todos los sectores están en crisis, en un efecto dominó aterrador: el automotriz, que genera 80.000 empleos está paralizado en su casi totalidad; igual la construcción;    las empresas básicas a punto de declarar quiebra; los servicios, inservibles. El sector productivo y de comercio está impactado por la carencia de divisas. Según Fedecámaras en los últimos 10 años han desaparecido 226,000 empleadores y 4,300 industrias, y están "prácticamente desarticuladas" todas las cadenas productivas del país.

Cada vez más endeudado con los préstamos chinos, el gobierno revolucionario se resiste a cortar el flujo de petróleo y combustible hacia países de Petrocaribe y del Alba, que pagan con dos años muertos, intereses del 1% y plazos de pago de entre 17 y 25 años. Y todos están morosos con Venezuela.

Como si la situación económica no fuera suficientemente explosiva, el alto gobierno está entregado a combatir la protesta ciudadana como si se tratase de una rebelión golpista. A los venezolanos hartos de su pésima gestión, que reaccionan con justa indignación, les llaman "terroristas" cuando tranca una calle, tiran piedras o queman basura. Desde que se iniciaron las protestas el 12 de febrero, se registran 44 muertos, más de mil heridos, más de 3.000 detenciones. 

Mientras el hampa se apodera del país, la GNB , la PNB y el gobierno se distraen reprimiendo con todos sus artefactos bélicos a los manifestantes, muchos de ellos menores de edad, a quienes agreden, encierran, golpean, amenazan, enjuician y envían a cárceles de alta peligrosidad. Para lograr la libertad condicional de sus hijos a los padres se les pide todo tipo de documentos y fiadores con sueldo  mensual de Bs. 20.000 o 25.000. Además de la "mordida" a los carceleros para que no maten a golpes a sus hijos.

La proyección de tal barbarie llevada a las pantallas y redes internacionales por venezolanos activados en busca de una salida, pone en serios problemas por primera vez a un régimen acostumbrado a abusar de los ciudadanos, a amenazarles, a obligarles, a expropiarles y luego a salir con su disfraz democrático a hablar de golpes y magnicidios en su contra. El diálogo, que debería ser el camino civilizado a una solución pero para el gobierno solo es una taima para ganar tiempo, no puede dar ningún fruto cuando hay un gobierno colectivo integrado por extremistas radicales, que al día de hoy no entienden  que están echando la soga a su cuello y que el nudo aprieta cada vez más.  

La economía está dando el golpe mortal a la nefasta revolución y las violaciones a los derechos humanos de un pueblo ponen la razón a la salida. Que nadie se canse al final de este camino. El Ministro represor, que ha pasado en guerra carnavales, semana santa, 1º de mayo, ahora afirma que la protesta se acaba en las vacaciones de julio. Por fin se enterará que su venerado finado no hace milagros. 

[email protected]
Twitter: @charitorojas

AQUÍ ENTRE NOS

*El reto en las elecciones de San Diego es igualar o superar el 75.24% de los votos obtenidos por Enzo Scarano en su reelección el pasado mes de Diciembre. En esas elecciones el PSUV obtuvo el 18% de los votos y ahora no quiere arriesgar ninguna ficha política suya a una paliza electoral. Los rojos no llevan candidato propio, decidieron dar apoyo a un candidato del MEP, Alexis Abreu, quien pese a que dice ser de San Diego y vivir allí durante 40 años, es un desconocido en el municipio. El irá con las tarjetas del Gran Polo Patriótico, mientras que Rosa de Scarano concurre con la tarjeta de la Unidad, ubicada abajo y a la izquierda. Indudablemente que el objetivo del gobierno era apartar a Enzo Scarano del centro de las acciones de protesta en Carabobo y sembrar pánico con su presidio en otros alcaldes. Pero Scarano seguirá mandando en San Diego, así que la clamorosa derrota que recibirá en las urnas el gobierno debería servirle de escarmiento. Ni en Carabobo ni en el Táchira el oficialismo obtendrá crédito de tan bochornosa acción contra la voluntad electoral de esos pueblos. 

*La deuda impaga de casi 4 mil millones de dólares del gobierno con las aerolíneas internacionales está aislando a Venezuela. Air Canadá fue la primera en cerrar operaciones en el país. Pese a la amenaza de Maduro ("aerolínea que se va, no regresa") para ellas es inviable seguir arrastrando tal mora. Alitalia vuela hasta el 2 de junio, asomando que si la deuda es solventada, reiniciaría operaciones el 25 de octubre; mientras que Lufthansa ha cerrado la venta de pasajes en el país, quien quiera volar con esta línea alemana tendrá que comprar su pasaje en el exterior, o por internet con tarjeta de bancos extranjeros.  Las siguientes en esta estampida serán Air France e Iberia. Y así una a una, se irán retirando hasta que el régimen logre aislarnos, para imitar a su patria grande, Cuba.

*Viajar se ha convertido en un calvario: los pasaportes tardan hasta 6 meses en la entrega, tremendo retraso después que el SAIME dirigido por Dante Rivas había logrado entregarlos en un mes y anular a los gestores. Actualmente un pasaporte, dependiendo de su status, puede costar entre 7.000 y 20.000 bolívares. Los gestores y funcionarios adentro del SAIME están de fiesta.

*Las agencias de viaje casi no disponen de cupos para vender, además que los pasajes están fuera del alcance económico de cualquier mortal. La mayoría de las aerolíneas vende directamente y sueltan "graneados" algunos cupos, para que no digan que no están facturando. Pero lo cierto es que la venta de pasajes ha mermado 41% en el primer cuatrimestre del año. Las líneas prefieren sacar los aviones vacíos antes que seguir aumentando la deuda que mantiene el gobierno con ellos por la repatriación de capitales producto de la venta de pasajes a dólar preferencial. Aunque el gobierno ha negado que vaya a pasar los pasajes aéreos a dólar Sicad II, tampoco paga la deuda al dólar pactado. Y como todo mala paga, se enfurece con los acreedores.
*Cadivi (o Cencoex o como se llame) es otro tema dramático: la mayoría de los pasajeros se van sin su cupo porque los lapsos de tiempo son críticos. No contentos con haber reducido el cupo de internet a 300 dólares, ya no se puede ejecutar en el exterior sino desde Venezuela, hay que tener permiso bancario para ejecutarlo y le niegan la aprobación aleatoriamente a compras diferentes a hoteles o paquetes turísticos. Luego, para el cupo de tarjeta de crédito, reducida a 2.200 dólares en el mejor de los casos, el pasaje debe tener 7 días de emitido para poder meter las carpetas en el banco. Los 500 dólares en efectivo necesitan 21 días calendario de tramitación mientras que los de tarjeta requieren de 10 días. Y los pasajes los están vendiendo con fecha de una semana para otra y con regreso el mismo mes. Así que la mayoría de los viajeros se van sin el cupo o solo con el cupo de tarjeta. Si usted quiere pasar más días que los indicados en el pasaje, debe comprar uno con fecha flexible que es más caro o si no, pagar una penalidad que puede variar entre 200 y 500 dólares. Y su tarjeta, si es que la tiene aprobada, deja de funcionar exactamente el día anterior a la fecha de regreso que indica el pasaje que está en la carpeta de solicitud. Aparte de que usted se pasa todo el viaje anotando los gastos, sumando y restando facturas y pasando pena con esas tarjetas devaluadas que rechazan en muchos sitios. Toda una amargura.

*Esta situación es humillante y represiva para el venezolano, que ya no tiene derecho ni a tomar vacaciones, ni a dólares preferenciales ni a disfrutar de la planificación de un viaje, porque el socialismo siglo XXI (léase castro comunismo) se ha encargado de aniquilar cualquier actividad placentera que se pueda tener. Todo lo que está sucediendo tiene una sola causa: los revolucionarios como una plaga de mangostas se comieron los dólares del país, ahora no tienen con qué pagar las deudas y los venezolanos están pagando el desastre económico.
*Desde aquí nuestro abrazo fraterno y orgulloso por el reconocimiento que recibe esta semana nuestro querido colega y amigo Alfredo Fermín, periodista decano de El Carabobeño, a quien la Universidad de Carabobo confiere el Doctorado Honoris Causa en Educación, por su trayectoria consecuente con el periodismo, ejercido tanto en la política como en la cultura. El Valencia Press Club, que me honro en presidir, acompañará a nuestro ilustre miembro Alfredo Fermín en esta solemne sesión. 

Hasta el próximo miércoles

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir