Solo diez sacos de cemento por persona venden al mes en EPA

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, octubre 5.- Tras horas de cola solo son vendidos diez sacos de cemento mensuales por persona, en la ferretería EPA ubicada en la Zona Industrial.

Personas que se encontraban a la espera de ser llamados por nombre y apellido para ingresar al establecimiento, de acuerdo a una lista que es manejada por los mismos compradores, informaron que una vez que se verifica a través del registro la cédula de identidad en un sistema computarizado, para chequear que éstos no hayan comprado durante el mes, se procede a despachar la mercancía correspondiente.

Según algunos comerciantes  informales que hacen vida en la zona, luego de adquirir durante varios meses consecutivos este material, el despacho se reduce a cinco sacos por persona. De igual forma, expresaron que algunas personas esperaban allí desde la noche anterior para ser los primeros en el listado puesto que en ocasiones se agota el cemento.

Mientras un grupo de consumidores que se encontraba allí desde la madrugada, por la misma razón, comentó que cuando se aproximaron al lugar pudieron notar que ya había una gran cantidad de personas apostadas a las afueras de establecimiento. “nos van pasando por grupos, el primer lote de hoy fue de 60 personas”, comentó una señora que se encontraba sentada en la cera de la calle.

Por su parte, José Guerrero, asesor de tiendas EPA, aseguró que esta medida se viene implementando por solicitud de la misma empresa distribuidora del Estado, Industria Venezolana de Cemento, (Invecem), a fin de poder abastecer a todo las tiendas ferreteras del país y cumplir con las demandas de los usuarios por igual.

Según gerentes comerciales de algunas ferreterías ubicadas en el municipio Naguanagua y Valencia desde hace ya tres años se vienen presentado inconvenientes en cuanto al despacho de este material necesario en el rubro de la construcción, sin embargo en los últimos cuatro meses la escasez se ha intensificado. 

Estos afirman que la producción ha disminuido y con ello el intercambio comercial entre las empresas distribuidoras de cemento y los negocios que despacha al público en general. 

Los costos regulados para el consumidor se manejan entre 60 y 80 bolívares, pero los comerciantes informales lo venden hasta en 150 bolívares.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir