Somos la gente buena

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cuando nombramos a Venezuela, no solo nombramos su capital y a los 23 estados que la componen territorialmente; también nombramos su gente y es que un territorio ya sea país, ciudad, o barrio no es nada sin su gente. Desde hace 18 años, si hacemos memoria por puro ejercicio, debemos recordar algo fundamental y que es indispensable para la vida de un país y de nosotros, su gente: “la participativa protagónica”. Hoy, cuando nos hacen rogar por una harina, debemos conocer cómo nos comemos el pan de la democracia participativa y protagónica porque Venezuela es más que un territorio, Venezuela es su gente.

Todos somos los responsables de que a partir de este momento, el país se enrumbe por el camino del renacimiento económico, debemos ser garantes de que las leyes se cumplan en todos los aspectos, porque nos acostumbramos a vivir de manera desorientada sobre todo en el ejercicio económico, una clave que en el banco nos dicen que es secreta, los comerciantes prácticamente nos obligaban a dictársela, y si no estás de acuerdo toma tu tarjeta y sigue tu camino. Eso lo debemos cambiar todos, no solo yo, en mi papel de alcalde; todos debemos exigir que nos entreguen una factura fiscal, no solo el comprobante que arroja el punto de venta, ¡ya basta!

Si ponemos en práctica este ejercicio soberano de la participación protagónica, veremos cambios de manera acelerada, tengamos en cuenta que nuestro gobierno nos dio una cuota de poder y que como pueblo debemos ejercerlo no solamente a través del voto sino a diario en la calle, para que juntos, logremos el equilibrio de la economía en el país.

Venezuela cuenta con su gente buena, no todos son bachaqueros, especuladores o vividores de las políticas sociales que brinda esta revolución. Los venezolanos somos más que eso, somos gente buena y vamos a seguir batallando hasta lograr la victoria siempre.

Twitter: @JuanPerozoM

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir