Tarjeta de crédito es el auxilio financiero para los venezolanos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Caracas, 30 julio 2014Hace algunos años, poseer una o varias tarjetas de crédito era icono de estatus económico. Desde su aparición en Venezuela en los años 60 se ha dicho que tenerla es como cargar dinero en efectivo en la cartera. 

Aunque se ideó como un medio de pago, actualmente se utiliza como una herramienta financiera. Hoy en día, el dinero plástico se ha convertido en un recurso imprescindible. 

De acuerdo con cifras del Banco Central de Venezuela (BCV), para el año 2012 existían en el mercado nueve millones de plásticos en circulación. Hoy, la cifra está cerca de los 11 millones , según fuentes financieras.

Y es que, en los últimos años, comprar a crédito ha sido una de las mayores prácticas, debido a la pérdida del poder adquisitivo. La proliferación del uso de las tarjetas de crédito ha estado acompañado del fenómeno inflacionario que aventaja las tasas de interés, que se mantienen en un margen máximo anual de 29% y mínimo de 17%.

Endeudamiento

Con una inflación anualizada que llega a 60%, el plástico ha empezado a actuar como respaldo para la adquisición de bienes que se acostumbraban a comprar con el ingreso mensual. 

Como los altos niveles de inflación han impactado el bolsillo del venezolano, la banca ha terminado financiándolo. De esta manera, el endeudamiento se transformó en una buena fórmula para paliar este fenómeno.

Sin embargo, expertos coinciden en afirmar que los tarjetahabientes no deben asumir el plástico como una extensión del salario, pues su uso innecesario compromete el presupuesto mensual.

Comer a crédito

Durante el primer trimestre de 2014, la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) registró un financiamiento en tarjetas de crédito por Bs. 52.000 millones, de los cuales los gastos en alimentos encabezaron los consumos.

Las transacciones para compras en supermercados y abastos se ubicaron por encima de los 14 millones, con un gasto de más de Bs. 8.000 millones.

Otros reportes como los del Cenda, indican que la canasta alimentaria del mes de marzo de este año tuvo un costo de Bs. 7.245,13, presentando una variación al alza de 6,3%, con respecto al mismo mes del pasado año.

La escasez y el aumento de precios ha contribuido a que el venezolano recurra al crédito para comer. “Este tema hace que el uso de la tarjeta de crédito sea extremadamente peligroso, porque se va mucho al supermercado buscando algo que faltó y los usuarios terminan comprando otras cosas, que se convierten en cargos diarios a la tarjeta”, explicó Marinés Fernández, experta en finanzas personales. 

El informe de la Sudeban reflejó que los gastos efectuados para el pago en restaurantes y hoteles, también tuvieron un comportamiento alto, con un cifra que supera los Bs. 5.000 millones.

Otros consumos

De acuerdo con el mismo estudio, el venezolano utilizó las tarjetas de crédito en el primer trimestre de 2014 para pagar en clínicas y farmacias, con 5,5 millones de consumos registrados; mientras que las transacciones para compras por Internet superaron los 10 millones. Además, destaca que efectuaron dos millones de solicitudes para avances de efectivo, como vía para cubrir otras necesidades.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir