Termómetro Económico

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Simón dice: “A ella le gusta la gasolina (Dame más gasolina!) Cómo le encanta la gasolina”

“Gasolina” es una canción de reggaetón escrita por Daddy Yankee (Nombre artístico de Ramón Luis Ayala Rodríguez; San Juan de Puerto Rico, 1977) Cantante, compositor y productor puertorriqueño, uno de los más destacados representantes del reggaetón. Fue lanzada en su disco “Barrio fino” en el año 2004. Está considerada una de las canciones más representativas de su género. Lo sé porque lo googleé. Y es que todo me la recuerda. Y yo querido lector, debo confesarte que no soy  muy amigo de este género musical. Sin embargo, las personas en las colas para cargar gasolina en el país la cantan. Los que amanecen sin gasolina la cantan. La cantan los hijos e hijas de los jerarcas del Psuv, porque les gusta el mundo capitalista, y lo  recorren con dinerito criollo producto de la gasolina. “a ella le gusta la gasolina”. Y así vamos de la falla eléctrica a la falta de gasolina, y de la falta de gasolina a la de medicina. Así vamos a la falta de alimentos, a la falta de legalidad y legitimidad del presidente del Psuv en el ejercicio de roles públicos, a la falta de respeto y a tantas otras, como la falta de tiempo y espacio para seguir con una lista muy larga.  

 Pero. eso es por el bloqueo y la guerra económica, ¿No?

Eso es porque la gestión ha sido pésima. Y a los que están pensando en guerras económicas y demás, les aclaro, que forma parte de la gestión de un gobierno, el saber llevar las relaciones adecuadas con todos los actores políticos y económicos dentro y fuera del país. Significo, que todo lo que está ocurriendo es única y exclusiva consecuencia de la mala gestión. Hace una semana hablaba con un querido amigo “mi amigo Simón”. Y si recuerdas el juego de Simón dice (se trata de obedecer un comando, que el primero de los jugadores da al resto, luego de la frase “Simón dice”) aquí no se trata de eso. En nuestro caso, Simón dice que él apoya al gobierno y punto. Como si de un hijo se tratara. Simón considera que la culpa de la situación la tienen “los gringos”. Él me increpa sobre las razones del abandono por parte de Julio Borges, de la ya no sé cuál mesa de diálogo. En fin, para mi amigo Simón,  la situación del país es obra de terceros, conspicuos conspiradores, apátridas, que no aman al país como lo deberían amar, y que promueven a terceros a apoderarse de nuestros recursos. Bajo esta lógica, yo me veo obligado a afirmar lo siguiente: Sí existe un interés por parte de los gobiernos extranjeros, de apoderarse de nuestras riquezas. No sólo de los países que apoyan la salida de Miraflores del presi del Psuv. También de estos otros países, que apoyan a sangre y fuego la permanencia de un gobierno no democrático, el cual por cierto,  está arrasando con nuestros recursos naturales, vendiéndolos a precio de gallina flaca, vieja y enferma. Así que, si me ponen a elegir, al menos los primeros pagan a tiempo, y así lo hicieron siempre. En conclusión, no se es más nacionalista, ni más patriota o venezolano, por apoyar un gobierno antidemocrático y corrupto.

Simón dice

Lo que a Simón le puede estar ocurriendo, porque Simón es un hombre íntegro, honesto, culto,  profesor universitario, que me merece todo el respeto y la admiración de un padre ejemplar,  un ser humano de buen corazón y al cual quiero muchísimo, es que Simón sabe, y tiene toda la razón, que las causas que llevaron en Venezuela a la caída de la cuarta república, fueron causas de reivindicación, equidad, honestidad, identidad nacional y justicia social. Y que esas son causas inmortales. Tan inmortales como el hambre. Simón sabe, que asumir el fracaso ideológico de la gestión actual, abre la puerta a la radicalización y exacerbación de políticas negadoras de las más mínimas normas de humanidad y solidaridad en la sociedad.  Por otra parte, intuyo en Simón, lo que en los inversionistas que se quedan con una acción que se sigue cayendo de precio, ocurre. No la venden, para no realizar la pérdida, con la vana esperanza de que dicho papel recupere su valor. Miedo a asumir el fracaso. Lo cual, en el caso de Simón, es más grave, ya que no es una acción. Es una filosofía de vida, una forma de ver el mundo, una identidad del ser. Sin embargo, lo que Simón debe entender, es que él no se equivocó en su visión del mundo, a la cual tiene derecho, le guste a quien le guste, o le disguste a quien le disguste. La equivocación no está relacionada a su ideario, el debate ideológico también es inmortal porque dinamiza a las sociedades. Las sociedades son órganos dinámicos y vivos. Simplemente querido Simón, te timaron, te estafaron, te engañaron, te robaron, jugaron y siguen jugando contigo. Contigo y con el resto de las personas que están en tu posición. Pusiste tus esperanzas en las personas inadecuadas. Tú y el resto de los venezolanos.

¿Dices que es un problema gerencial?

Digo que la gerencia de las políticas públicas del país está en manos de los militares. No sólo de las personas, sino del estamento en su conjunto. La persona de carrera militar puede desarrollar cualidades civiles extraordinarias, pero cuando se trata del estamento en sí, sin ánimo de polemizar, éstos están educados para la guerra. La cual, en términos concretos se trata de matar, de cobrar un botín, de limitar libertades y de gobernar a través de la disciplina militar y la debida obediencia. No es muy común, que sus preocupaciones estén relacionadas con los derechos de la gente, el ejercicio de la ciudadanía, la convivencia, la disensión, la democracia. Lo civil está absoluta y totalmente subordinado en el país, a la voluntad, formas y usos militares. Por otra parte,  la partidización del estamento militar, acabó con la posible alternancia democrática, y con la posibilidad real, de que la sociedad construya desde sus propias entrañas las alternativas y soluciones, en medio de una economía plenamente controlada, tutelada y llena de cobros supernumerarios. Hay denuncias, del negocio con la gasolina, a raíz del uso del carnet de la patria, y de las máquinas surtidoras de combustible en la frontera. Luego, para la inmensa mayoría de los venezolanos, el salario no representa la principal fuente de ingresos, y eso no puede significar nada bueno en una economía controlada. Contrariamente a lo que pudieras estar pensando querido lector, eso no significa emprendimientos, ni aumento de producción, eso significa tráfico y corrupción en todos los estratos sociales. Todos ejerciendo una pequeña tiranía desde los espacios que controlamos. Dame más gasoliiiinaaaa, dame mi gasoooliiinaaaa,  a mí me guuuustaaaa la gasoliiiinaaaa.

 Correo electrónico: [email protected], twiter: @termoeconomico

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.