Termómetro Económico. Modelo de financiamiento de problemas globales…

El columnista David Mendoza y un par de doctorandos de la Universidad Santa María realizaron una investigación relacionada con los problemas globales.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Un par de doctorandos de la Universidad Santa María y yo, realizamos una investigación relacionada con los problemas globales.

Un modelo de financiamiento para la solución de problemas globales, tiene su justificación en el hecho de que la globalización y el modelo productivo que impone, prometía una serie de beneficios a la humanidad. Se blandió como la solución a problemas tales como el hambre, la pobreza, la marginación y el subdesarrollo. Incluso, se prometió la convergencia económica y tecnológica de las sociedades desarrolladas y las grandes economías, con aquellas otras más atrasadas.

Lo cierto, es que tal resultado no se dio. Lo que sí ocurrió, fue que los gobiernos en abierta competencia por atraer las inversiones y la producción, flexibilizaron las normas ambientales y laborales para disminuir costos de producción a las grandes corporaciones. Esto, no sólo creó un retroceso en materia de derechos laborales y de condiciones mundiales del trabajo como medio de producción, sino que puso en evidencia la mayor falla del mercado liberal. La deuda ambiental. Esa que no es tomada en cuenta en los costos de producción, ni en la estimación de la inversión, o en la relación costo- beneficio.

Así mismo, generó fricciones con el ejercicio tradicional de la soberanía de los estados. Los estados cedieron poder sobre sus territorios y sus jurisdicciones, para dar solidez jurídica a las inversiones y a la producción. Incluso, los estados que se autodenominan socialistas para enmascarar sus dictaduras, cedieron soberanía y derechos populares y crearon clases empresariales, amparadas en la sombra que da la tiranía.

La práctica del mundo “globalizando” (en proceso de globalizarse) ha sido heterogénea y diversa en las materias descritas. Por ejemplo, los países del norte de Europa aventajan en una serie de indicadores de globalización, democracia e innovación tecnológica, conceptos altamente correlacionados, a las grandes economías del mundo. Sin embargo, por sus dimensiones, son éstas últimas las que le imprimen el ritmo, el estilo y el contenido a la globalización. Es por esta razón,  que persisten en guerras arancelarias y dumpings cambiarios, como en la actualidad  lo hacen Estados Unidos de Norte América y China. Los países subdesarrollados en general, han ido quedando más rezagados aún, salvo contadas excepciones.

Sin embargo, la tecnología, y en estas últimas dos décadas, la digital específicamente, ha jugado un papel fundamental como detonante de una nueva forma de relacionarnos y hacer negocios. Ésta, ha trascendido a los estados y a las fronteras geográficas. Una verdadera explosión de posibilidades para las personas, de alcanzar la globalidad individual, que ha puesto en jaque a los marcos regulatorios nacionales.  Se habla en la actualidad de una cultura global, de un gobierno global. Conceptos que toman fuerza real en el cotidiano ejercicio de la existencia humana.

Por último, los organismos internacionales como la Organización de Naciones Unidas, se han planteado metas globales para resolver problemas globales. En un primer momento, fueron las metas del milenio. Ahora, los 17 objetivos de la agenda 2030. Ya que, aún con sus fallas y retos, la integración mundial, el mundo globalizado, pareciera ser la única vía para superar estadios desventurados y avanzar a otros superiores de bienestar, desarrollo y equilibrio.

La responsabilidad por la sosustentabilidad del planeta (término acuñado por el doctor Juan Torres), así como la búsqueda de soluciones que trascienden a los gobiernos locales, debe ser nuestro presente perfecto. El mundo se enfrenta con la movilidad de bienes, capitales y personas, y la comunicación inmediata. Esto abre la posibilidad, de que los problemas que un punto geográfico se presentan, salten fronteras y se vuelvan pandemias. Súmale a esto querido lector, los problemas de naturaleza global como la pobreza, la discriminación étnica o de género, los problemas ambientales como ya señalé.

Así pues, los problemas tienen hoy un potencial destructivo global. Y para atenderlos, se va a requerir de financiamiento global. Y la mejor fórmula, debe ir directo a quien genera riqueza global producto de la explotación global de los medios de producción.

El modelo de financiamiento global para la solución de problemas globales, pecharía con un impuesto a la responsabilidad global, a las corporaciones globales. Esta medida, evitaría que los estados tengan la posibilidad de disponer de herramientas para administrar de forma local las alícuotas, exenciones y beneficios fiscales para atraer la inversión. 

Es un modelo progresivo, pues pecharía la riqueza creada a través del modelo de producción, aplicando estrategias y recursos globales.

El modelo contiene un presupuesto anual administrado por la Organización de las Naciones Unidas, con los proyectos a ejecutar definidos y discutidos por los países miembros. Esto hace del modelo de financiamiento, un ejemplo de gobernanza global, para atender problemas específicos, y no sólo problemas conceptuales como la pobreza, vista desde la discusión interminable de terminología y creación de indicadores, perfilados a favorecer la relativización del hecho en sí de la pobreza como drama humano, por ejemplo, para complacer grupos de poder público y privado.

El órgano recaudador sería la Organización Mundial del Comercio. Ya que es el órgano mundial de arbitraje comercial. Y cuenta con la credibilidad necesaria para sostener una unidad fiscal que se encargue de asumir la responsabilidad operativa de la recaudación y fiscalización tributaria.

 

En fin, te comparto la propuesta, para el debate. 

Correo electrónico: termometroeconomico500@gmail.com, twiter: @termoeconomico

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.