La titánica tarea de comer balanceado en Venezuela

La escasez y alto costo de los alimentos hace que el venezolano no pueda comer balanceado, pero hay que ingeniárselas, para evitar enfermarse, lo cual es más costoso.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Notitarde.- ¿Comer balanceado en nuestro país es posible?, ¿Cómo hacer una lista de mercado saludable? Los venezolanos nos hemos acostumbrado a comer “lo que hay”, dejando de adquirir las proteínas y otros alimentos vitales para una buena nutrición, refiere la nutricionista valenciana Celina González de Vita.

Pero, existe una contrariedad: Mientras se registra desnutrición infantil, ubicada en un 15 por cierto en un estudio de la organización Cáritas, en Venezuela a la par tenemos más de un 35% de personas con sobrepeso y obesidad (niños y adultos), porque en medio de la escasez y la ausencia de una cultura alimenticia, escogen las peores opciones de alimentos, las más económicas, las más altas en grasas saturadas.

La obesidad es consecuencia de la mala alimentación de los venezolanos, que aumenta gracias a la escasez, inflación, alto costo de la vida y tener una familia abundante, comentó la doctora.

Estos factores convierten en “titánica” la tarea de llevar una alimentación saludable para toda la familia.

El comer balanceado se aleja cada vez del venezolano./Foto: Douglas Correa

Tips para compensar la falta de algunos alimentos

¿Cómo es un menú económico y saludable? La doctora médico especialista en Salud Pública y Medicina de Obesidad, da algunos tips para intentar comer más saludable, en estos tiempos de escasez.

“Nuestro país siempre ha sido rico en calidad humana y recursos, pero si hay algo cierto es que cada día es más difícil alimentarnos. Pero, es posible sobrevivir con las mejores y más saludables opciones sin afectar nuestro presupuesto”, comienza expresando la doctora.

Ante la falta de harina, está la yuca y hasta se hace arepa con este tubérculo. Con un kilo de yuca se pueden hacer entre 10 a 12 arepas. Otro tubérculo como el ñame, parecido a la batata o boniato, también repunta en su consumo, sobre todo, para dar volumen a los guisos y que rindan más.

Podemos compensar la ausencia de algunos alimentos con otros en sustitución. Es importante ajustar el presupuesto, y buscar siempre las opciones más económicas pero de calidad, pero también debemos hacer algunos sacrificios para mantener nuestra salud Invertir en alimentación reducirá el costo de médicos a futuro.

Hay que ingeniárselas en medio de la crisis para comer balanceado./Foto: Douglas Correa

Frutas y vegetales: Hay que hacer el sacrificio

No podemos sustituir los vegetales, legumbres y frutas. Nos ayudarán a mantener nuestro peso, prevenir enfermedades, vivir más, mejor y mejorarán nuestra salud. Intenta consumir cinco porciones al día de vegetales, legumbres o frutas. “Es un sacrificio, pero hazlo, porque valdrá la pena”, agrega.

Alrededor del país existen mercados de hortalizas donde se pueden conseguir vegetales y frutas más económicos que en los supermercados.

Las proteínas deben ocupar una cuarta parte de tu plato para mantener tus músculos y cuerpo en general. Las proteínas son el pollo y demás aves, carnes rojas, pescados, mariscos y huevos.

Aunque las proteínas pueden resultar costosas para una familia numerosa, pero se puede combinar proteínas incompletas (caraotas, lentejas, arvejas, soya y todos los granos) con cereales (arroz, avena, maíz etc) y formar proteínas completas.

La doctora agrega “por ejemplo un plato de lentejas combinado con arroz, no tiene nada que envidiarle a un filete de ternera“.

La leche también escasea, pero se puede sustituir por leche vegetal preparada en casa ( leche de almendras , avellanas, frutos secos en general) o queso ricota. Otras opciones para sustituir la leche pueden ser el yogurt descremado o el queso bajo en grasas. Consume con moderación.

Cada vez, menos personas pueden comer fuera de casa./Foto: Douglas Correa

¿Y los carbohidratos?

Los carbohidratos almidonados son el combustible del cuerpo, cerebro, glóbulos rojos y músculos. Deben ocupar una cuarta parte de tu plato. Aquí puedes escoger opciones que si se consiguen: papa, batata, auyama, leguminosas (cuentan como carbohidratos también), plátano, yuca, avena, maíz, y todos los tubérculos. Si no consigues arroz, harina de maíz o pasta, entiende que tienes otras opciones para comer saludable, solo debes cuidar la cantidad que comes de cada uno.

El aceite esta escaso, pero lo ideal es consumirlo con moderación. La manteca y mantequilla son grasas saturadas que afectan el corazón, así que si no se consiguen, arriesgarás menos tu salud.

Puedes utilizar aceites vegetales, preferiblemente el de oliva, el aguacate o los frutos secos. odos muy caros, pero igual debes consumirlos con moderación porque aportan muchas calorías.

Cocina al horno, plancha, vapor, sancochado. Las frituras no son nada saludables, y el aceite está escaso, así que lo mejor es “cero frituras”.

También, para paliar la falta de acceso a las carnes y pollos, está la sardina. Es quizás la fuente de proteína más barata y saludable del mercado en Venezuela actualmente.

A la doctora Celina González no le “preocupa” la escasez de azúcar, porque explica que el azúcar refinada no es necesaria y además hace daño al cuerpo, es como una droga.

Muy importante: Toma agua. No hay sustituto para ella, es el mejor hidratante, no aporta calorías y es saludable.

Resume la doctora Gonzáles de Vita que “la escasez a veces nos pega demasiado, pero si sustituimos algunos alimentos por otros, podemos mantenernos saludables. Si comemos en exceso, también nos hace daño. Si no tenemos acceso a los alimentos saludables por costo o por escasez, comamos con moderación.”

“No es necesario que inviertas grandes cantidades de dinero en productos importados para cuidar tu salud y tu peso, porque con lo que tienes a mano, puedes resolver. No se trata de acostumbrarnos a la mediocridad y la escasez, se trata de no usarla como excusa para descuidar nuestra alimentación y por ende nuestra salud. Si te enfermas es probable que no consigas medicamentos, y lo más inteligente que puedes hacer es tratar de no enfermarte”.

Recuerda: Es innegable el alto costo de los alimentos en Venezuela, sin embargo, pequeños cambios como organizar las comidas, como preparar todo en casa, pueden hacer que comas más saludable y ahorres dinero en la comida de la calle.

Te puede interesar: Para acompañar: ensalada fresca de aguacate y pollo

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.