Todo pasa, todo acontece…amigos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Hace unos años ya, estaba terminando de escribir uno de mis libros. Uno de mis grandes hobbies por decirlos así, era ir al mar, realmente me encanta la playa cuando niño era mi juguete, mi distracción y un poco el patio trasero de mi casa, ahora ya de adulto y con cuarenta y pico agostos encima poco voy y siento nostalgia de aquellos años.

En fin, volviendo a al objeto de este artículo. Una de las lecciones que te da el de mar y en este caso mí amada profesora playa blanca, es cómo actuar en caso de corriente en el agua. Y la lección más importante, para no aburrirlos con el tema, es que nunca hay que nadar en contra de la corriente. Es decir, siempre hay que nadar con la corriente. ¿Qué pasa si no es hacia dónde quieres dirigirte? No importa. Es totalmente inútil y hasta peligroso tratar de luchar contra la corriente. El agua siempre será más fuerte que tu así que desperdiciarás tiempo y más que nada tu energía, tu vida, tu oxigeno haciendo eso. El objetivo quieras o no es salir del agua que te arrastra y a veces hay que ir con su torrente para ver una nueva orilla

Qué tiene que ver esto con el título de este artículo, con el mar, con playa blanca y contigo que me lees, simple como dice los chamos de ahora: El “beta” es que hay veces que la vida nos presenta situaciones, personas o hechos que nos contradicen, que no nos gustan, que no es lo que esperábamos o queríamos. Hay veces que sabemos que tenemos razón a pesar que todo muestra lo contrario, pero no ves  la felicidad por ningún lado con esa postura.

La teoría que me ha enseñado por años mi mamá, que aún vive frente a playa blanca, reza así: “no busques de perder donde sabes que no vas a ganar”, tu “viejita”, tu “pure”, tu “Manuel Samá” tendrá su propia teoría. La reflexión será, no pelees batallas que no vayas a ganar. No nades contra la corriente. Trata de ir con la corriente. Trata de ver cómo esta nueva situación inesperada puede verse como una oportunidad en vez de un obstáculo; utiliza este nuevo contexto para tu beneficio y no pierdas la calma. Ponerte nervioso, ansioso, preocupado, intenso, solo te sacará de tu estado de calma y necesitas estar calmado para vibrar al compás de tus deseos y sobre todo de tu felicidad. Ya sea que quieras vivir más, mejor y manifestar tus deseos, no te alteres, ni te apasiones con la absoluta y absurda razón “Nadie es dueño de la absoluta verdad”. A veces es mejor no tener razón pero ser feliz.

Hace días me decía mi buen amigo “Beto”, que aprendió de un gran señor y amigo en común, que ya no está entre nosotros, que una vez le dijo sobre la gente, sus opiniones y sobre la razón “que nada te sorprenda de la gente y que sus acciones no te afecten, solo sigue andando y déjales la razón quizás nunca avancen”. Es cierto a veces tener la razón no nos hace para nada feliz, no puedes cambiar a la gente por más que intentes en sus posturas abiertas, cerradas y muchas equivocadas, solo puedes tener domino absoluto en cambiarte a ti mismo, eso puede hacerte feliz, casi nada. 

Una canción de Julio Iglesias llamada “Momentos” al final dice así: “La vida se hace siempre de momentos, de cosas que no sueles valorar y luego cuando pierdes, cuando al fin te has dado cuenta el tiempo no te deja regresar. Ya ves que todo pasa quien diría, ya ves que poco queda por contar, apenas los recuerdo, momentos que no vuelven nunca más….” Seamos felices. Todo pasa todo acontece…

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir