Tonteras

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Le pregunto a mi nieta poeta María Laura si ha leído “El Principito” y  me responde con un mohín de extrañeza, de duda. Ella escribe, y además, según lo entiendo, es una magnífica lectora. 

Incluso la he oído comentar un libro de una periodista sobre un crimen famoso, de ésos de primeras páginas en los diarios. Es decir, está al día, como se dice, en las informaciones. Pero uno, ajeno a esas inmediateces supermodernas del ciberespacio, del avasallante poder de los superhéroes y los superpoderosos personajes como Harry Poter, está, realmente, en el rincón de las cosas viejas. De modo que no insisto en hablarle del personaje de Saint-Exupery, porque, según me parece, ya ése es también un pobre vejuco ajeno al impresionante avance de la tecnología y, seguramente, un estorbo para entrar a la literatura de este nuevo universo en el cual los viejos si no sobramos por lo menos debemos mantenernos en un respetuoso silencio. Pienso esto, desde luego, con todo el amor que siente uno por sus propios nietos y por los de los demás abuelos, porque al fin y al cabo ellos son los herederos de -dijera Walter Martínez- “nuestra única nave espacial” que anda, ya vieja y deteriorada, por el inmenso cosmos donde nos puso Dios al crearnos… Realmente, como le dijo Florentino a Santos Luzardo en la copla de Arvelo Torrealba, es un asunto serio, un compromiso difícil de cumplir a estas alturas del tiempo (“hermano, ah tierra bien dura/ ah tierra bien dura hermano…”) miro a mi nieta y, en verdad, me da miedo pensar en el futuro que les vendrá no solamente a los de su generación sino a sus herederos… Enciendo el televisor y veo el alboroto de la gente firmando una carta para el mandamás del superpoderoso imperio del mundo, del sistema solar y del resto del universo, el imperio que está fracturando montañas y entrañas de la tierra para chupar petróleo. Y hasta siento vergüenza porque mientras la multitud grita su angustia y su decisión de defender la patria (¿no deberíamos decir Matria”?) si es necesario hasta morir, uno que otro infeliz sin conciencia ni entrañas grita y se babea, y hasta se burla de lo que él mismo es aunque se cree hijo del llamado american way of life. Y entonces, aunque parezca una pendejada, lector, creo que hay regresar a las viejas lecturas, o por lo menos no olvidarlas, para que los futuros dueños del mañana los lean y relean siempre… el “Mantilla”, la “Silva Criolla”, los libros de aquellos viejos como Gallegos, Quiroga, Ciro Alegría, Asturias… que sé yo… porque en verdad personajes como Harry Poter, el Hombre Araña, Batman, además de prototípicos (¿?) son asexuados y no dejan nada, sino un profundo vacío en la conciencia y el corazón de los futuros abuelos… Digo yo, para despedirme de esta Semana Santa que para algunos está, como decía el mexicano, “tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”…

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir