Trabajo y más trabajo vs Síndrome Burnout

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

En estos días que hemos estado convaleciente con los dolores articulares y musculares que queda como secuela  del virus famoso que está presente en nuestras familias; este virus es como la llegada de un compadre a tu  casa de vacaciones y luego de un mes no se quiere ir, se torna pesado y fastidioso hay que cargarlo para arriba y para todos lados, no se va que puedes hacer, ya es de toda familia. Bueno sigamos con el escrito, hemos tenido tiempo de leer más en horas de reposo y recargas de energía. Encontramos una lectura que citaba que existe el Síndrome de Burnout (también llamado simplemente “Burnout” o “síndrome del trabajador quemado”) es un tipo de estrés laboral conocido como crónico.  Esta patología, fue descrita por primera vez en 1969 y al principio se denominó “staff burnout”, para referirse al extraño comportamiento que presentaban algunos oficiales de policía de aquella época. Posteriormente, en la década de los 70, se acuñó el término que conocemos hoy en día. En 1986, las psicólogas norteamericanas C. Maslach y S. Jackson definieron el Síndrome de Burnout como “un síndrome de cansancio emocional, despersonalización, y una menor realización personal, que se da en aquellos individuos que trabajan en contacto con clientes y usuarios”.

El síndrome de Burnout (del inglés “burn-out”: consumirse o agotarse) se caracteriza por un progresivo agotamiento físico y mental, una falta de motivación absoluta por las tareas realizadas, y en especial, por importantes cambios de comportamiento en quienes lo padecen. Éste cambio de actitud, relacionado generalmente con “malos modales” hacia los demás o con un trato desagradable, es una de las características clave para identificar un caso de Burnout. Este síndrome suele darse con mayor frecuencia en aquellos puestos de trabajo relacionados con atención a terceros, como docentes, personal sanitario o personas que trabajan en atención al cliente y puede llegar a ser motivo de baja laboral, ya que llega un momento en que el empleado se encuentra física y mentalmente incapacitado para desarrollar su trabajo.

El síndrome de Burnout es un mal muy frecuente en los profesionales de la educación. No es inusual ver profesores que siendo jóvenes mostraban una gran vitalidad y pasión por su labor, pero que con el paso de los años han perdido toda motivación, se muestran fácilmente irritables o muestran evidentes signos de ansiedad y rechazo frente a cada nueva jornada de trabajo. Los docentes presentan un alto riesgo de padecer Burnout.

Al ser docente y leyendo el articulo por completo me encontré que al contrario de lo que mucha gente cree, el trabajo del docente no termina en el aula; también deben corregir trabajos, exámenes, planificar sesiones, preparar materiales para utilizar en clase o reunirse con el resto del equipo docente para tratar diversos asuntos. Todo ello contribuye a aumentar su carga laboral de modo considerable, lo que sin duda es un factor de estrés considerable. Por otra parte, hemos asistido a un cambio del modelo educativo mundial, en el que el profesor ha perdido la autoridad que tradicionalmente la sociedad le otorgaba, pasando de ser una figura sumamente respetada (e incluso a veces temida).

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir