Transitar con el rosario en la mano (2080901)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Puerto Cabello, enero 8 (Krisbelmar P?rez).- “En el nombre del Padre, del Hijo y del Esp?ritu Santo. Am?n”. No hay persona que al entrar a la autopista Valencia- Puerto Cabello no se encomiende a Dios con el prop?sito de salir viva de ella, pues han sido muchos los que no han podido superar los obst?culos al recorrer unos cuantos kil?metros de esta v?a.

No importa cu?ntas veces al d?a, a la semana, al mes o al a?o alguien transite por la autopista que comunica la capital carabobe?a con la costa. El peligro de no llegar al final est? latente en cada tramo. Los conductores manejan con el coraz?n en la boca, mientras que los acompa?antes, con el rosario en la mano.

La falta de seguridad se ha convertido en el aliado perfecto de la depredaci?n. Fieras aprovechan la ausencia de un domador para salir a cazar sus presas. Sencillas trampas dispersan en puntos clave en lo que de noche se parece a una boca de lobo.

Solo tres puestos de control est?n ubicados en los m?s de 50 kil?metros de carretera, desde la entrada de Taborda, en Puerto Cabello, hasta el distribuidor B?rbula, en Naguanagua.

Precisamente, uno de ellos est? en la entrada del sector Taborda; all? permanecen efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), adscritos al Destacamento 24; Armada Bolivariana; funcionarios de la Polic?a Nacional Bolivariana (PNB) y del Instituto Nacional de Transporte Terrestre (Intt).

El otro se encuentra en el kil?metro 194, espec?ficamente debajo del puente de El Cambur, donde est?n uniformados de la GNB adscritos al Destacamento 25, conjuntamente con los de la Armada Bolivariana. Y el tercero es conocido como el peaje La Entrada.

S?lo en temporada vacacional o en situaciones de tragedia, como la que se vive actualmente, se ve una que otra patrulla recorriendo la autopista. Son pocas las veces, para no decir casi nunca, que patrullan la zona. Las noches son un peligro.

Esta misma ausencia de presencia policial ha tra?do como consecuencia que muchas personas sean v?ctimas del hampa, bien sea por caer en las trampas o porque las autoridades no realizan el debido chequeo a los transportes p?blicos que suelen ser abordados por los que se adue?an de lo ajeno.

En algunos caso se resulta ileso f?sicamente, pero lesionado psicol?gicamente; otros no han corrido con la misma suerte, pues o resultaron heridos de un disparo o los acribillaron a tiros.

Al problema de la inseguridad cuando cae el sol se le suma la falta de iluminaci?n. S?lo unos pocos ojos de gato le iluminan el camino al conductor, pues los postes se quedaron sin bombillas desde hace alg?n tiempo y esperan la promesa de ser sustituidas, hecha por alg?n gobernante.

Pensar s?lo en el mal estado en el que se encuentra la vialidad de la autopista da miedo, terror, y significa un verdadero riesgo para cualquiera. La isla que divide ambos sentidos de la autopista es el reflejo del descuido y de tantos golpes que ha recibido a lo largo de los a?os.

Un derrumbe de piedras ha ido contribuyendo a la formaci?n de fracturas y hundimientos de la carretera. Transitar por all? no es tarea f?cil para un novato frente al volante, ni siquiera para los expertos. Todos los elementos se inclinan a la tragedia, a la indignaci?n, pero no a la acci?n de buscar una soluci?n. No importa cu?ntas veces se cuestionen estas fallas, quienes transiten por la Valencia- Puerto siempre estar?n a la buena de Dios.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir