Transporte vital

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Doménico Sírica
Doménico Sírica

Hemos visto con mucha preocupación la situación que se presenta actualmente con el servicio de transporte colectivo de pasajeros en todo el país. El semi paro registrado en este sector pone en evidencia que no existe una política coherente para satisfacer los requerimientos de los transportistas para prestar el servicio.

Los repuestos para reparar las unidades están por las nubes, los cauchos inaccesibles por su alto costo, el aceite que se deriva del petróleo que extrae el propio Gobierno está costando una fortuna, los salarios de los trabajadores han aumentado en 14 oportunidades, en fin la hiperinflación ha descapitalizado a quienes se dedican a esta actividad.

Como consecuencia plantean un aumento a 3 mil bolívares el pasaje, cuestión esta que sería un duro golpe al bolsillo del pueblo, especialmente del sector trabajador y estudiantil que deben movilizarse a diario. Si a esto le agregamos las deficiencias del transporte prestado por el gobierno, como el metro y los autobuses chinos, nos encontramos con un verdadero caos que contribuye a acelerar aun más la crisis económica que vive el país.

Es urgente que el Gobierno Nacional, regional y municipal, unan esfuerzos para reactivar las cooperativas de repuestos y cauchos, así como los subsidios para paliar la situación. Creemos que el gobernador Lacava con su carro de Drácula actuará favorablemente.

Un nuevo año, una nueva esperanza

En este año nuevo es bueno que volvamos al trajín diario de la productividad. Los trabajadores a rendir en sus sitios de trabajo. Los estudiantes a rendir en sus obligaciones y el empresario a renovar sus esfuerzos.

El empresario venezolano debe ser hombre de mística y de acendrada fe en el destino del país. Si no lo somos, realmente no podemos ser buenos ejecutivos. No podemos ser buenos empresarios. El ser empresario no implica solamente impulsar empresas. El país no hace discriminación alguna cuando se refiere a las obligaciones y a los derechos de los venezolanos y bajo estos términos debemos situarnos.

Como todos los venezolanos los empresarios tenemos deberes ingentes deberes que cumplir. No podemos cruzarnos de brazos. Los motores de la productividad somos los empresarios. Pero solo en la medida que aportemos recursos financieros y morales, solo en esa medida, podemos hacer grande nuevamente a Venezuela.

Se suele inculpar a los trabajadores de improductividad, pero es que realmente todos los empresarios somos productivos. Porque dar dinero no basta, levantar empresas no basta, se requiere con urgencia en el país algo que se brega con bastante inquietud, la ética.

Hemos vuelto al trabajo después de las celebraciones decembrinas. Volvamos con la frente en alto. Con entusiasmo y dignidad a pesar de todo.

Venezuela es de los trabajadores, empresarios, estudiantes, militares y sacerdotes o religiosos. Venezuela es de los jóvenes, es nuestra, entonces luchemos por ella.

Huertos Familiares

Ante la crisis, algunas soluciones. Aunque parezca trivial, los huertos familiares seria la manera de ahorrar algún dinero a la familia venezolana. La siembra de algunos vegetales en cualquier pedazo de tierra e inclusive en materos, es una alternativa. Yo estoy dispuesto a dictar cursos en este sentido y en próxima columna detallare al respecto.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.