Tropiezo europeo no altera impoluta mirada de James

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

España, 14 mayo 2015.- James Rodríguez se paró mirando a la grada semivacía del Santiago Bernabéu, a la que agradeció su apoyo con gesto desconsolado, y caminó luego hacia los jugadores de la Juventus, a los que felicitó con la mano tendida. Dos gestos caballerosos para el incondicional que alentó y el rival que le apeó de su primera final de la Liga de Campeones, donde el Barcelona espera al equipo italiano. 
 
El Real Madrid cayó el miércoles en semifinales pese a los esfuerzos de James, quien luchó contrarreloj para recuperarse a principios de abril de una lesión en el pie derecho y sumarse así al abordaje final por la liga española y la que hubiera sido la undécima copa continental de la entidad blanca. El regreso del volante colombiano, quien se ha ganado a pulso el afecto de la hinchada, el respeto de sus compañeros y la confianza del técnico Carlo Ancelotti, supuso un impulso notable para el equipo “merengue'' tras el bajón sufrido en sus dos meses de ausencia a principios de año. 
 
Pero ni el aporte de James ni el ilimitado talento del lujoso plantel fueron suficientes ante el colmillo de la Juve, que aguantó los embistes locales en la vuelta de semifinales y rascó un empate 1-1, bueno para el boleto a la cita del 6 de junio en Berlín. Cosas del destino, el héroe fue el ex madridista Alvaro Morata, con dos goles clave en el cruce. 
 
A James, asistente del gol de Cristiano en la ida y provocador del penal transformado por el portugués en la vuelta, tan solo le quedó tragar con el amargo sabor de la derrota, y esperar una nueva oportunidad de coronarse en Europa. 
 
En Madrid, el oriundo de Cúcuta ya reina, por mucho que prefiera desviar atenciones a Cristiano, el actual Balón de Oro que, nada más confirmarse la eliminación continental, abandonó raudo la cancha para refugiarse en el vestuario. El portugués ha vuelto a golear en proporciones estratosféricas esta temporada, pero la resaca del  “Moratazo'' dejó dudas sobre la continuidad del astro, quien no alcanzó su mejor nivel en el cruce. 
 
No existen tales vacilaciones con el futuro de James, que se antoja tan brillante en la capital española como en Colombia, donde en las escuelas los niños juegan a emular al “diez'' y los técnicos alientan a imitar sus gestos. 
 
Triunfador en el pasado Mundial de Brasil, donde se proclamó máximo goleador con seis dianas y lideró la clasificación de la selección nacional a los cuartos de final, el hoy madridista carga sobre sus hombros las desbordantes ilusiones del país y otea, aunque a regañadientes, un horizonte como indiscutible abanderado de la entidad “merengue''. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir