Uber claudicó en China

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Acceder a un mercado de 1.300 millones de consumidores y con una clase media en expansión pone a salivar a cualquiera. A Travis Kalaik, fundador de Uber, no lo detuvo la existencia de una competencia ya asentada sólidamente en el mercado chino y se lanzó con toda su fuerza a la conquista de Beijing, Shanghai, Shenzen y otras cuantas urbes.

Al Sindicato de taxistas chinos no le hizo gracia la manera en que Uber comenzó a consolidar rápidamente su presencia, acaparando clientes del mercado abierto y de otros mercados ligados igualmente a una aplicación digital telefónica. 

Uber parecía imparable, pero el caso es que después de 3 años en suelo asiático, Uber, agotado ya por la batalla, recibió una oferta por la totalidad de sus operaciones chinas de parte de sus competidores. Hoy por hoy, después de una intensa negociación de varios meses, la empresa china Didi Chuxing se hizo con el 80 por ciento del control de la empresa californiana en suelo chino. 

Uber, valorada en 68.000 millones de dólares, logró que en la fusión se conservara la marca Uber al tiempo que los americanos se armaban con una quinta parte del control de Didi hoy valorada en 38.000 millones. Ésta ha sido una guerra de titanes manejada muy inteligentemente y demuestra que para entrar en el mercado más viejo del mundo es preciso presentarse con un puñal entre los dientes y estar dispuesto a transar entre rivales para mantenerse en pie. En este caso fue el pez pequeño quien le mostró los dientes al pez grande y logró salirse con la suya.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir