Un día más en la UC

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Este lunes llegué a las 8:00 am al módulo docente de la  Escuela de Medicina de la Universidad de Carabobo en la Ciudad Hospitalaria »Enrique Tejera«. Yo soy profesor de ginecología en 4to año de medicina allí y como de costumbre iba a reunirme con mis estudiantes para discutir el tema del día. En ese momento los profesores que ya estaban allí me informan que no se puede entrar porque hubo otro robo.

Hace poco unos cacos se robaron un aire acondicionado y por allí entraron a las instalaciones robando los objetos de más valor económico. Las autoridades de la Chet decidieron colocar unas rejas para cerrar el agujero por donde entraron para que no se volvieran a meter. Yo pensaba que no volverían a robar porque no había nada que llevarse ya, pero me equivoqué.

De este nuevo desvalijamiento me llamó la atención tres cosas: 1- Lograron romper un lado de la reja con un objeto contundente, tuvieron que hacer mucho ruido, pero nadie escuchó nada, ni siquiera en el módulo de la policía de Carabobo que está al lado del módulo; 2- El espacio por donde entraron era bastante estrecho y pequeño, apenas pude introducir mi cabeza hasta la parte superior del tronco, por lo que eran personas muy delgadas, o niños o adolescentes, no sé, pero seguro que están famélicos; 3- Como no encontraron nada que llevarse (porque ya se han llevado todo), actuaron con rabia y maldad destruyendo lo que podían, orinando en los escritorios, y solo llevándose las tapas de las pocetas y los grifos de los baños.

Cuando entré al salón donde debía dar clases encontré que junto al charco de orina respectivo, estaba el modelo anatómico de la pelvis que ha sido usado para enseñar el trabajo de parto a no menos de 35 promociones de médicos en ese hospital. Lo habían tratado de romper, desarticulándolo por completo como para que nadie más aprenda; la firma del odio y el rencor.

Me senté con paciencia y logré articular de nuevo la famosa pelvis, quedó perfecta para seguir enseñando a más generaciones de médicos, y ese mismo día la usé con mis estudiantes para explicar el trayecto del nervio pudendo. No pudieron detenernos los famélicos ni la incompetencia de la Gobernación.

Las renuncias de profesores universitarios siguen ocurriendo día a día. Solo en la USB se han ido más de 300 en 2 años, a este paso no quedarán profesores allí en un lapso de 3 años. ¿Cuáles serán las cifras de la UC?

Los profesores pagamos para ir a dar clases, y las condiciones de docencia son cada día más desvalidas. Dicen algunos que somos culpables de aceptar la situación insostenible y que debemos ir al paro definitivo pues a esta dictadura no le importa si damos clases o no, y mucho menos le importa los estudiantes.

Quizás sea cierto, pero este lunes pasado, fecha del evento que he narrado, no fue el día para decir: no vengo más.

Ese fue un día para que la esperanza del cambio  y la academia tuvieran otra oportunidad.

http://rubendarioperalta.blogspot.com   @rubendperalta

[email protected]

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.