Vale la experiencia

El país que queremos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Miguel Antonio Parra Giménez
Columnista, Miguel Antonio Parra Giménez

Nuevamente los venezolanos estrenan un año con vicisitudes que hacen presagiar graves problemas de abastecimiento en los próximos meses. Las medidas populistas tomadas por el SUNDDE en nada favorecerán la reposición de los anaqueles vaciados a precios que no se relacionan con la realidad hiperinflacionaria que Venezuela padece.

Esta medida que obliga a los mejores automercados en las diversas ciudades del país a bajar sus precios traerá en algunos casos la perdida de plazas de trabajo motivados a los cierres de los mismos, ya que no se le puede obligar a estos empresarios a trabajar bajo perdidas y a cumplir con los aumentos salariales que a diestra y siniestra dicta el régimen,
Aunado a estas medidas, los continuos saqueos a las gandolas que transportan alimentos en las carreteras y autopistas del país que se han venido sucediendo en los últimos 30 días, tampoco ayudan al abastecimiento de las ciudades capitales, así como algunos municipios de importancia poblacional en el país.

El gobierno no puede ni podrá con la situación que se nos avecina, a veces pienso si la real estrategia es que la gente se muera de hambre, porque actualmente se esta muriendo por falta de medicinas. De ser así, estamos bajo un régimen que propicia el exterminio de sus ciudadanos por menguas del mismo.

Esta realidad que padecemos quienes vivimos en Venezuela, es la mayor demostración de que el proceso revolucionario que propicio Hugo Chávez Frías era una real farsa, el populismo que ha caracterizado tal revolución solo ha servido para llenarle las cuentas bancarias a todos aquellos que han formado y siguen formando parte del gobierno. Una sociedad de choros, una oligarquía chavista que se ha apoderado del país, disfrutan las riquezas que proporciona el estado mientras los nacionales se mueren por desidia del gobierno. Esto debe y tiene que acabarse pronto. Ya la población no resiste más.

El país no arranca

La actividad económica en Venezuela no arranca. Vamos ya por la segunda semana de enero y las principales ciudades del país mantienen sus comercios cerrados. Todos los años nos vienen con el cuento de los benditos motores cuyo embobinado se produce año tras año, sin que estos lleguen a prender y no hay manera de que arranquen. Con el cuento de la criptomoneda venezolana, denominada “el Petro”, quieren deshacerse financieramente de los motores fundidos, ya que estos se convirtieron en un cuento chino. Pero este programa para generar actividad monetaria convertible en la moneda americana, al parecer no estará al alcance de todos, ya que muchos que han buscado registrarse en el sistema único creado para tal fin, han sido rebotados al tratar de acceder a él.
El negocio financiero al que viene echando mano el gobierno desde su primer día, solo ha enriquecido a quienes forman parte de este, por ello no resulta extraño que, en el caso de la criptomoneda, esta no sea susceptible de ser alcanzada por todos sino por aquellos que al gobierno interese, bien por la lavandería que esta ayudara a crear, bien para solo beneficiar a todos aquellos que sean afecto al régimen.

El Consenso para la Candidatura Presidencial

Por lo que se lee y se observa en los comentarios que se registran en los medios de comunicación social y redes, está cogiendo fuerza en la oposición venezolana la figura del Consenso para logara obtener un candidato que represente la Unidad Nacional, frente a la postura de los partidos de convocar a unas primarias para tal fin. Tal posición apunta a la posibilidad de que se escoja a un “Estadista” por las condiciones necesarias que han de requerirse para dirigir un gobierno que afrontara mas de un vendaval. Allí por supuesto vale la experiencia.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.