Valencianos duermen a las afueras de negocios para comprar baterías

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, junio 17.- Desde las 7:00 de la noche centenares de personas comienzan a hacer cola en los establecimientos de distribución de baterías Fulgor y Duncan, ubicados en la avenida Michelena de Valencia, para poder adquirir una a precio justo.

Para poder comprar en Fulgor los usuarios deben anotarse en una lista aproximadamente a las 7:00 de la noche del día anterior, dos horas después los llaman por su nombre para constatar que permanecen en la cola, de no responder los tachan, “después a las 6:00 de la mañana vuelven a pasar la lista y si no estas te borran, por eso es que la gente permanece aquí”, informó un comprador identificado como Germán Azuaje, quien desde las 2:00 de la mañana estaba haciendo la cola en la sitio.

Indicó que cada persona debe llevar la batería que ya no sirva para que le puedan vender la nueva al precio “real”, de lo contrario cobran un adicional.

Se pudo constatar que los precios en ese centro de distribución y venta oscilan entre Bs. 740 y Bs. 850 dependiendo del amperaje.

González denunció que “a veces las personas se quedan sin adquirir baterías porque los mismos vendedores las acaparan para luego venderlas por su cuenta y ganarles el doble o el triple de lo que cuestan”.

En el centro de distribución Duncan, la venta es más organizada, cuentan con un personal de seguridad para poner orden en el sitio además de un encargado que anota y da los números. Cabe destacar que sólo dan 100 al día.

Roberto Silva, comprador manifestó que cuando llegó a las 3:00 de la mañana al establecimiento comercial ya había al menos 30 personas delante de él, por suerte pudo comprar el producto.

Comentó que en el lugar, las baterías de 650 amperaje están en Bs. 1.400 mientras que las de 800 en Bs. 1.800.

Al preguntar a los encargados de la logística sobre la escasez de batería, aseguraron que estaban llegando con regularidad pero ante la falta de divisas debían tomar precauciones y vender de esa forma.

Durante un recorrido por varios establecimientos comerciales de accesorios para autos en la Michelena, los encargados quienes prefirieron no ser identificados afirmaron que las baterías las conseguían con revendedores quienes las despachaban a sobre precio.

Un trabajador quien se identificó como “El Chamaquito” aseveró que compran los acumuladores en Bs. 2.400 para luego venderlos a Bs. 4.000 o 4.500 dependiendo igualmente del amperaje.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir