Venezuela gana su primer premio Goya con el film "Azul y no tan rosa"

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Madrid, 9 febrero 2014.-  "Azul y no tan rosa", del venezolano Miguel Ferrari, ganó el día de ayer el Goya a la Mejor Película Iberoamericana, frente a "La jaula de oro", "El médico alemán" y "Gloria", opciones de México, Argentina y Chile, respectivamente. 

"¡Éste es el primer Goya para Venezuela!", gritó emocionado Ferrari, tras recoger el galardón, acompañado de gran parte del equipo de su película. 
Venezuela solo había logrado nominaciones, la última la consiguió Carlos Azpúrua en 1999 con "Amaneció de golpe", pero en aquella ocasión el premio fue para la argentina "El faro del sur", de Eduardo Mignona. 

"En Venezuela, desde el 7 de enero, cuando se anunciaron las nominaciones (de los Goya), esto se está viviendo como si fuera la final de un mundial de fútbol", agregó el realizador, que tuvo un largo discurso de agradecimientos que incluyó a su familia, productores, equipo y a todo el cine venezolano. 

Ferrari dijo que hacer una película sobre un tema tan sensible como la homosexualidad había sido un sueño hecho realidad. "Gracias a los valientes que se atrevieron a interpretar esta película y a poner voz y corazón a unas personas que no se interpretan por prejuicios".
Ferrari desde el escenario del auditorio Príncipe Felipe, en el hotel Auditorium de Madrid exclamó al borde de las lágrimas y entre los aplausos del público, "éste es el primer Goya para Venezuela". 

 

Éste es el primer Goya también para el cineasta, quien debutó con esta tragicomedia amable y desprendida, en la que se critica con buen humor, pero sin resquicios, la homofobia, la intolerancia y el rechazo a lo diferente. 

Esta coproducción hispano venezolana cuenta con dos actores españoles, el veterano Juan Jesús Valverde y el joven Nacho Montes, en un reparto sólidamente encabezado por el estupendo actor, Guillermo García, más conocido por sus papeles televisivos en series, como "Mi ex me tiene ganas" y las actrices Hilda Abrahamz y Daniela Alvarado. 

"Hice una película que les habla a todos, independientemente de la opción que tengan. Una historia sobre el amor y el reencuentro. Espero que algún día los venezolanos lleguemos a reencontrarnos y a respetarnos a pesar de nuestras diferencias", ha dicho el cineasta sobre su película. 
Sin duda alguna es el año para Venezuela pues, tuvo su primer reconocimiento en el Festival de San Sebastián con la Concha de Oro con "Pelo malo", tercer largometraje de Mariana Rondón, que también marcó un hito al ser la cuarta mujer en conseguir el máximo galardón de la prestigiosa muestra de cine internacional. 

Según dijo, estos dos importantes premios españoles demuestran el "gran esfuerzo que se está haciendo en Venezuela. Tenemos una cinematografía joven, pujante y llena de ideas nuevas que viene con muchísima fuerza; sé que esto -dijo mientras acariciaba el Goya- va a repercutir en cosas buenas para el cine de mi país.

Por otra parte, su actor principal, Guillermo García, compartió su alegría por el premio. "Azul y no tan rosa es un alegato a la aceptación, hay una premisa en la película en la que mi personaje dice: 'soy como soy, ¿y qué?' y creo que desde que rodé esa escena yo miro hacia adelante y digo lo mismo que él, me banco el mundo un poquito y trato de aceptar lo que haya que aceptar. Trabajar con Ferrari es lo mejor, nos rodeamos del mejor equipo. El mundo, de aquí en adelante se va a enterar mucho más de lo que es el cine venezolano", dijo el actor. 

Al igual que "Pelo malo", "Azul y no tan rosa" pone el dedo sobre la llaga de la intolerancia, en este caso con un registro desenfadado y muy "almodovariano", influencia que Ferrari no solo reconoce, sino que, asegura, la disfruta provocando al espectador con guiños a su filmografía.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir