Viaje a través de 20 años de dictadura

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cecilia Pantin reside desde hace 18 meses en un pequeño pueblo del sur de Alemania, en el piedemonte de la Selva Negra. Allí vive con su esposo y los 4 hijos de ambos. “Ceci” es su nombre artístico, y es diplomada como diseñador gráfico. Su historia es la misma de muchos venezolanos: en su hogar tenían a veces solamente un pan campesino para repartir entre los seis miembros de la familia; la mitad como desayuno y la otra para la cena. Era lo que podían comer, pues el sueldo del esposo, profesor universitario a dedicación exclusiva en la UC, no daba para más.

En la escuela donde aprende el idioma alemán le propusieron organizar una exposición sobre la trágica historia reciente de Venezuela, que ha provocado el éxodo de 3 millones de venezolanos. Trabajó durante varias semanas en la creación de imágenes subtituladas en alemán: en la secuencia están los integrantes del régimen, los asesinados por las fuerzas represoras en las diversas manifestaciones de protesta contra la dictadura y la corrupción de sus jerarcas, los torturados y asesinados presos políticos o “privados de libertad”, como gustan llamarlos los jueces sumisos al asqueroso clan que disfruta del poder y medran a su sombra. Abundan las caricaturas que retratan a los más conspicuos líderes de la dictadura, haciendo patentes los bajos instintos de cada uno, su carácter violento, su avidez por acumular riquezas a costa de lo que pertenece a todos los venezolanos, sus mentes degeneradas por el ansia de poder, su degradación moral. Los textos explican la miseria que vivimos, las largas colas que tenemos que hacer para comprar un kilo de harina o azúcar, la escasez de medicinas, las deficiencias del transporte público, y las frecuentes fallas de los servicios básicos, y todo el resto de calamidades que aquejan a un pueblo oprimido y sometido a la desgracia a la cual la ha condenado un régimen dirigido por la clase dirigente de otro desgraciado país, que es el que dicta todas las ejecutorias de la de aquí: Cuba. Todo un tortuoso proyecto político, social y económico mal llamado “socialismo del siglo 21”.

Las láminas se identifican mediante una gama de colores de fondo que van desde el verde, que representa algunos momentos de esperanza en la lucha por recuperar la democracia, pasa por el amarillo cuando narra los años violentos de 2012 y 2013 y parecía que el régimen flaqueaba, hasta el rojo final que representa la agudización de la indigencia y el fortalecimiento del despótico régimen.

La exposición ocupa todo el vestíbulo del instituto donde se recibe a todos los extranjeros residentes en el pequeño pueblo para enseñarles la lengua alemana. A pesar de la calidad de las imágenes y caricaturas y la contundencia de los textos en alemán, podría parecer intrascendente el trabajo de Cecilia Pantin, habida cuenta de que la exposición se limita al vestíbulo de una academia en una pequeña localidad germana, pero su trabajo ya logró una reseña en un diario de la región y la tituló igual que este artículo, y la exposición ha sido visitada por personas activas en la defensa de los derechos humanos, autoridades civiles de la región y ciudadanos interesados en el caso venezolano. A no dudarlo, el material gráfico será llevado a ciudades de mayor importancia y será visitado por funcionarios de mayor relevancia  e influencia en la diplomacia europea, factor importante para el retorno a la democracia y la libertad en Venezuela.

Aunado al esfuerzo de muchos otros, será un paso adelante hacia ese retorno.

Por Peter Albers

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.