Víctor Maldonado: Hay que convocar a un nuevo diálogo social en Venezuela

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, 13 abril 2013 .- El director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Caracas,  Víctor Maldonado,  alertó ayer que en Venezuela hay que convocar a un nuevo diálogo social, el Gobierno debe reconocer lo que se hace mal y reconocer por otra parte, las buenas intenciones de los ciudadanos que están en el país y  replantear además, cuantas manos hacen falta, cuanta convocatoria y consenso hacen falta para echar el país adelante, porque en este momento está engatillao’.

El Director de la Cámara de Comercio de Caracas, quien ayer participó en el foro internacional “El deterioro del bolívar y las alternativas de solución”, celebrado en el Hotel Hesperia, ubicado en el municipio Naguanagua,  resaltó que hay que plantear un nuevo debate, ya que el país va a una mayor inflación, a mas escasez, a la sofisticación de la tarjeta de racionamiento, a los envilecimientos de los inventarios, a la mayor desinversión y algo trágico: la gente sigue saliendo del país, porque aquí no hay esperanzas.

Asimismo, advirtió que con la providencia 011 del Cencoex, el Gobierno mandó a la calle a una porción importante de gente que trabaja en la banca y cuya actividad era atender las demandas de divisas, es una decisión desempleadora,  que no solo incrementa la desconfianza social, sino que hoy muchos venezolanos viven la tragedia de no saber qué hacer,  porque tampoco hay empleo alternativo.

“La señal que le envía el Gobierno al país es que no  hay divisas, por lo tanto saca del mercado el canal de la oferta privada, seguro que la banca pública va a transformar el acceso a la tarjeta de crédito en un conjunto de requisitos y procedimientos que retardaran la incorporación de los 2 millones de personas que no tienen tarjetas de crédito, la señal es clara, no hay divisas y lo que nos tiene que decir el Gobierno es cómo vamos a transitar el 2015 con  tanta escasez, con los compromisos financieros que suman unos 8 mil millones de dólares, unos 800 millones de dólares mensuales y cómo vamos a hacer para cumplir con las deudas, abastecer los mercados”.

“En Venezuela hoy lo que hay es inflación, escasez, un clima de desesperanza, inseguridad, depresión, y un Gobierno de espaldas, incapaz de encarar estas circunstancias y de echar el país hacia delante. Este es un país paralizado, necesita confianza, infraestructura, seguridad, libre cambio, reglas claras, el espacio de sosiego donde no se corra peligro, comer lo que se quiere, no se vaya la luz y no deje de tener agua, nada de eso está asegurado para los venezolanos mucho menos para quienes nos vienen a visitar”.

“Pero, además estamos perdiendo una oportunidad de oro, porque los otros países están apostando al turismo, dando vialidad a la industria,  mejorando la infraestructura convocando el mundo dando seguridad, aquí estamos en este desplante permanente,  confiscar los derechos de propiedad, violar los contratos, dejar de pagar las deudas, escamotear los derechos a los ciudadanos,  y los que están en una disposición y posición heroica que en cualquier momento los venezolanos van a tener que reconocer”.

 

La realidad del país preocupa a todos, dijo, “Venezuela es el país con mas inflación de América Latina, encabeza los índices de miseria del mundo, de deterioro institucional, de corrupción, de desinversión, escasez, es el país con el peor desempeño económico y por lo tanto hay que buscar salidas y causas,  que están claras: el socialismo del siglo XXI está quebrando el país”.

-La política económica, eso que se conoce como el plan de la patria está sometiendo a los venezolanos a presiones terribles y a un mayor empobrecimiento. La mitad del país, según las universidades está en condición de pobreza. Tenemos el 15 % de desempleo,  el compromiso de dar a 80 mil muchachos todos los meses de ingresar al trabajo,  tenemos que cargar sobre nuestros hombros a aquellos que en estos momentos o están estudiando o no están en el sector económicamente activo, necesitamos resolver el problema de la informalidad, replantear la relación con la modernidad y la infraestructura y este modelo no da respuesta a ninguna de estas exigencias, añadió,

“entre otras cosas porque le Gobierno es demasiado poderoso y tiene en sus manos el atributo unilateral de hacer con la moneda, la riqueza, los recursos y las divisas del país lo que le viene en ganas”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir