Vida, boleros y calle

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Ulises Contreras es uno de los coreógrafos más audaces que hemos conocido. Su trabajo con la Compañía de Valencia Danza Contemporánea, siempre nos revela sorpresas inesperadas, en relación con las posibilidades de los cuerpos en escena y la simbología particular de lo que se va desarrollando sobre el espacio en ese proceso del espectáculo dancístico, donde se particulariza un modo de relato al unificar los elementos en combinación (música, vestuario, fondo escénico, movimientos, etc).

Este domingo próximo pasado Ulises nos convocó una vez más a presenciar su trabajo, y de nuevo la sorpresa cubrió la escena. “Vida, boleros y calle” reunió, creo, que al total de la compañía, alrededor de una coreografía muy en el concepto de la contemporaneidad, pero que simultáneamente convoca a la melancolía de la construcción de la memoria, o las memorias, de lo vivido. Digamos que se entrecruzan relatos escénicos que convocan al país, o a lo colectivo, con lo íntimo de las relaciones amorosas, uniones y rompimientos, lo asombroso de las expectativas (la mujer en su afán de ser vista, la ternura madre, lo alegre del encuentro y lo terrible del conflicto en las relaciones, etc).

El trabajo de construcción de sintagmas corporales, convocando el acercamiento de los cuerpos en su serenidad expectante frente a la ternura, y la lucha tensa de los mismos frente al distanciamiento, la violencia del rechazo. Vimos un conjunto de personajes cuya valoración escénicas no puede ignorarse en términos de reconocimiento a un adiestramiento sistemático, donde se combina la tensión insistente de la disciplina con la búsqueda creadora de modos de decir en ese lenguaje particular de la danza.

Felicitamos a Ulises y a todos los integrantes de este maravilloso grupo, que no descansa en su afán de crecimiento artístico evolutivo, y que en esta oportunidad sumo, además, a dos artistas del medio regional, como son Grethel Bertorelli y Ese Valerio, dos voces especiales, quienes no solo cantaron magistralmente sino que fueron incorporados al espectáculo como actores del mismo. Un gran aplauso pues, para la coherencia y el atractivo de este relato escénico, que nos produjo por momentos nostalgias, acercamientos melancólicos, recuerdos, emoción intensa, y encuentros con la vida, la que ha sido y la que debe continuar.

Laura Antillano

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir