VOTAR NO, ELEGIR

Valencia en letras

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Gladys Valentiner
Gladys Valentiner

Comienzo recordando una frase popular según la cual: “quien inventó la ley, inventó la trampa”; entiendo que la intención de esta sentencia,  es la de llamar la atención en relación a la capacidad que tiene la maldad para tratar de escamotear al bien.

La dictadura venezolana viene usando y abusando de esa capacidad. Mientras tuvo una envidiable base de apoyo popular, convocó a todas las elecciones imaginables e inimaginables; esa práctica le proporcionó un baño de legitimidad de origen, dentro y fuera del país; pero, una vez perdida esa enorme base de apoyo popular por las razones de todos conocida, vio en peligro su enfermiza aspiración de perpetuarse en el poder, decidiendo en consecuencia, torpedear toda elección posible. Como este cambio delictivo de conducta corrompió la fuente de legitimidad en la que se había estado bañando, sus asesores le aconsejaron que “vistiera a la mona de seda”. Por esa razón, de pronto, ha vuelto a su febril práctica electoralista y quiere hacernos creer que por el solo hecho de convocar a elecciones ya está cumpliendo con la Constitución y las leyes.

Hoy los demócratas sabemos que votar es una cosa y elegir es otra; sabemos que si una sociedad vota, pero no elige, ese resultado es un fraude, porque elegir no se trata solamente de depositar un voto, sino de que ese voto contenga una decisión responsable, originada en una información suficiente sobre todas las opciones ofertadas. Los asesores de la dictadura le han presentado a su jefe de Miraflores, un proyecto que despoja al voto de toda posibilidad para elegir, ese despojo ocurre cuando se violan los lapsos que contempla la Ley Orgánica de Procesos Electorales; se despoja al voto de su esencia cuando el candidato de la dictadura utiliza groseramente todos los medios para publicitar su oferta electoral, engañosa por cierto, y a los candidatos de la democracia se les impone todo tipo de restricciones en materia publicitaria; el voto deja de elegir cuando el árbitro manipula a su antojo el REP y en lugar de depurarlo, lo contamina para montar el fraude; el voto pierde su sustancia cuando el árbitro migra a los electores de los centros de votación donde casualmente es mayoritario el voto opositor; el voto es un acto vacío cuando no se permite a observadores imparciales verificar la transparencia del acto; y  por si fuera poco, el voto carece de esencia cuando su ejercicio, además de padecer un proceso de fraude continuado, ha sido convocado por una institución nacida de una flagrante violación a la constitución.

La dictadura ha redoblado las condiciones fraudulentas. Toca a los ciudadanos hacer lo correcto por las razones correctas; llegó la hora de la verdadera unidad, entendiendo que la unidad que reclamamos, más allá de lo electoral tiene un fin supremo. En estos momentos donde pareciera que la fuerza de la esperanza se debilita,  que la paz, la prosperidad, las libertades ya no es posible alcanzarlas, reaccionemos!  Somos luchadores por naturaleza y no debemos permitir que este sentimiento de frustración y de rabia nos inmovilice. Hagamos un llamado a las organizaciones políticas para que actúen responsablemente en defensa de los derechos de los venezolanos, definiendo en UNIDAD con todos los sectores de la sociedad, las estrategias y acciones correctas para exigir que en nuestro país se restablezca el Estado de Derecho; para exigir respeto a las instituciones, a las leyes y al ciudadano; para exigir elecciones libres, porque los venezolanos de bien, que somos más, lejos de votar, queremos elegir.

@gvalentiner

[email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.