La Voz de Usías (7903118)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Comentar sobre la pasada corrida de toros del domingo 26, lo que se ha expresado por la red comunicativa del Internet en positivo ha sido muy poco, al compararlo con lo negativo en el ante de ella. 

Dolor da porque ello conduce a que la fiesta se venga a menos con opiniones que sin tratar de consultar, lo que con inopia podrían realizar, quieren hacerse notar sin prestar provecho, beneficio al realismo del bello arte taurino.

No es de señalar a uno u otro específicamente, es a todos, es de preguntarse: Para que está constituida una Comisión Taurina, acaso será solamente para estar sentado en lugar privilegiado y presentar los pañuelos otorgadores de apéndices, función que por lo visto cada vez que se realiza un espectáculo taurino es lo que escasamente les queda realizar, ya que todo aquel que está involucrado con el espectáculo quiere realizar lo que en gana le venga. 

Pues no, al menos en nuestra Monumental existe una Ordenanza Sobre Espectáculos Taurinos que hay que seguir y que hay que respetar. Quienes dentro del toro están, esta vez no pueden largar, como está ocurriendo en Venezuela, que no estuvo presente en la pasada corrida el TORO-TORO en la plaza, tampoco podrán mencionar la falta de autoridad de la comisión al imponer lo reglamentado y hacer respetar lo expuesto por ella. No se puede hacer lo que en ganas le venga a cada quien que quiera imponer un criterio que no está en lo estatuido y ni siquiera en los cánones del desarrollo de la lidia.  

Después del acto del sorteo, el patio de caballos, el de cuadrillas, el ruedo, enfermería, capilla, o todas aquellas dependencias de la plaza para el buen desarrollo del espectáculo, la presencia de personas en ellos es de exclusividad para quienes tengan un trabajo específico para la lidia a efectuarse, ES UN LUGAR DE TRABAJO, no es lugar para exhibirse con atuendo de mamarracho. Toda persona que permanezca en esos sitios tiene que estar autorizado por la comisión taurina con solicitud explicativa previa a la difusión que quiera realizar.

Los escaños ocupados en la plaza fueron pocos, pero si por verdaderos aficionados a la fiesta que supieron darle su auténtico sabor. Salieron contentos, manifestando alegría por lo que presenciaron. Permanecieron, después de la corrida, largo tiempo en la plazoleta del toro. El “apagón” no los corrió. La red comunicativa de Internet, después, con muy, muy escasos caracteres.

Ahora a trabajar por nuestra Feria. Antes más acondicionamientos para la plaza y será cuando festejemos su reapertura, nueva Ordenanza y reglamento interno de la plaza. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir