Y continúa el fraude

Valencia en letras

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Gladys Valentiner
Gladys Valentiner

La dictadura con la mayor desfachatez, acaba de lanzar  una nueva propuesta: Mega elecciones para el día 22 de abril. “En virtud de que los Consejos Legislativos, al igual  que los Concejos Municipales están vencidos, vamos a  renovarlos. ¿Y por qué no aprovechar para elegir una nueva Asamblea Nacional?”  Esta es la verdadera razón de la propuesta: disolver anticipadamente la Asamblea Nacional, único poder del estado surgido de la voluntad popular y mayoritariamente opositor.

Si recordamos que éste era el mismo objetivo perseguido mediante las sentencias 155 y 156 dictadas a final del pasado marzo por el inefable Tribunal Supremo de Justicia, debemos concluir que  lo anunciado es lo que en el ámbito del derecho penal se conoce con el nombre de   “reincidencia”; esto es, la repetición de un vicio que lleva a cometer un mismo delito en dos o más oportunidades.

Aquellas desafortunadas sentencias fueron la gota que derramó el vaso, donde ya la dictadura había vertido otras faltas a la democracia: el desconocimiento de los diputados de Amazonas para fracturar la mayoría calificada de los demócratas, y la declaración de “desacato” para toda la Asamblea Nacional,  a objeto de ignorar las decisiones del parlamento. La mayoría cívica que había votado a favor de la democracia respondió con la insurrección popular de abril,  sublevación cívica que se prolongó durante 120 días continuos.

En lugar  de atender el clamor democrático de los ciudadanos, la dictadura no pudiendo detener la determinación de lucha de la sociedad civil,  respondió con  una Asamblea Nacional Constituyente, forjando un fraude contra la constitución, inventando más de 8 millones de votos fantasmas fabricados en el “Salón de Pánico” del CNE.

Sin embargo, a pesar de los pesares, la Asamblea Nacional legítima continúa siendo ‘una piedra en el zapato’ para la dictadura, por ser un órgano surgido de la voluntad popular mayoritaria. Los esfuerzos dictatoriales por acallar la voz de los demócratas han encontrado una formidable resistencia, dentro y fuera del país. Por esa razón, ilusoriamente, los operadores de la dictadura creen que, si fabrican una elección fraudulenta que les regale una mayoría, así sea ficticia, estaría resuelto el escabroso asunto de su ilegitimidad y volverían a tener el reconocimiento de la comunidad internacional democrática. Por eso, y porque creen que el pueblo está dormido, es por lo que se atreven a reincidir en su delictivo propósito de eliminar la mayoría democrática legalmente ungida a través de una elección.

La respuesta de los demócratas debe ser firme. Un órgano ilegítimo surgido de un fraude a la constitución prostituye todo lo que toca. Tanto la convocatoria hecha por un órgano usurpador, como la violación a la ley Electoral cometida por el CNE, hacen que cualquier proceso sea un fraude, lo que ya ha merecido la respuesta correcta de todos los demócratas, del país, y del mundo.

La sociedad civil, las organizaciones políticas y todas las instituciones que comulgan con la democracia, debemos exigirle a la dictadura condiciones para elegir. Ellos están desesperados por hacer elecciones fraudulentas, porque si las hacen limpias, las pierden.

Y como no es votar, es elegir, nosotros insistimos en elecciones con respeto a la constitución…!! Toca a los partidos mantener firme ese propósito, y guiarnos por el sendero que nos conduzca al rescate de nuestro país. La tarea no es fácil, pero posible en la medida  en que hagamos lo correcto, en el momento justo y siempre enarbolando la bandera de la verdadera unidad. Juntos, siempre y veremos los resultados

@gvalentiner

[email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.