Alejandro Feo La Cruz: IVA al dólar

***Son millones los humildes venezolanos que manejan divisas, bien sea por tener familiares en el exterior que envían pequeñas remesas o por prestar servicios para recibir moneda dura y cubrir algunas necesidades básicas, sin embargo no pueden considerarse de alto nivel para pagar un impuesto adicional

102
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Alejandro Feo La Cruz - Notitarde

***Son millones los humildes venezolanos que manejan divisas, bien sea por tener familiares en el exterior que envían pequeñas remesas o por prestar servicios para recibir moneda dura y cubrir algunas necesidades básicas, sin embargo no pueden considerarse de alto nivel para pagar un impuesto adicional

Después que un grupo autodenominado “empresarios optimistas” apareciera diciendo que veía una apertura económica en Venezuela, el régimen socialista se encargó de dejarlos en ridículo porque con un solo firmazo generó un impuesto adicional a las transacciones en dólares.

Todos tenemos esperanzas en nuestro país, creemos que se va a recuperar y será una tierra de oportunidades para todos, pero de allí a entrar en campaña y ofrecer declaraciones en positivo cuando la inversión privada es constantemente amenazada, la incertidumbre prevalece sobre las reglas de juego claras y las regulaciones aparecen y desaparecen a capricho del régimen sin ninguna razón lógica, es sospechoso y nos hace dudar de la buena fe de quienes se anotan en ese discurso, tal vez lo hacen para proteger sus intereses particulares.

A diferencia de lo que nos pretenden hacer creer, las transacciones en moneda extranjera en Venezuela no son un lujo, son un acto de supervivencia de quienes ante la ausencia de moneda local o la pérdida de su valor no encuentran otra forma para subsistir, es por eso que venden sus bienes o prestan servicios en divisas. Pensamos que colocar un IVA de hasta 25 por ciento a esas transacciones es un exabrupto.

Es importante resaltar que nuestra economía se ha ido dolarizando porque no tenía opción, no había otro valor de cambio práctico y estable, lo hizo a pesar del régimen y en contra de su voluntad, pasando por encima de sanciones y persecuciones como la Ley de Ilícitos Cambiarios, la cual ahora quieren disfrazar y no terminan de normalizar.

Consumidor final el más afectado

La falta de moneda nacional y la hiperinflación que hacía diluir su valor obligó a la gente común a protegerse en moneda extranjera. Son millones los humildes venezolanos que manejan divisas, bien sea por tener familiares en el exterior que les envían pequeñas remesas o por prestar servicios para recibir algo de moneda dura y cubrir algunas de sus necesidades básicas.

Es así como vendedores informales, mecánicos, técnicos, peluqueras, maestros particulares y profesionales en libre ejercicio comenzaron a cobrar sus servicios en moneda extranjera ante la debilidad de nuestro signo monetario, de ninguna manera estas personas pueden considerarse como de alto nivel adquisitivo para que tengan que pagar un impuesto adicional.

Cifras de Ecoanalítica nos dicen que en el 2019, aproximadamente el 50 por ciento de las operaciones comerciales en Venezuela se realizaban en moneda extranjera y en algunas ciudades como Maracaibo podían llegar al 80 por ciento. Se estima que para este año 2020, las transacciones en divisas alcanzarán el 60 por ciento, por esa razón el impuesto adicional viene a afectar directamente el costo del consumidor final, generando mayor inflación, impactando el volumen de consumo y agravando la recesión económica.

No se hizo ningún estudio

Para la creación de ese nuevo impuesto no se tomó en cuenta la situación social de los afectados, la realidad que viven todos los venezolanos y tampoco la problemática diaria de la falta de moneda que impide realizar los pagos en nuestro signo monetario y nos obliga a buscar otras opciones y alternativas para subsistir.

De igual forma, los comerciantes se verán en aprietos porque las máquinas fiscales no tienen el formato aprobado para facturar en dólares y mucho menos para cobrar el nuevo impuesto, es decir que al recibir la moneda extrajera estarán entrando en un nivel de informalidad que los coloca al margen de la ley, sujetos a fiscalizaciones y sanciones, en un limbo jurídico donde la discrecionalidad del funcionario que ejecuta la inspección puede ser muy subjetiva y hacer mucho daño.

No cabe duda que los venezolanos tenemos una gran capacidad de adaptación y a cada obstáculo le conseguimos una solución, el habernos dolarizado para sobrevivir es una prueba tangible de ello. No obstante, es evidente la intención del régimen socialista de ponérnosla cada vez más difícil, se trata de una constante prueba de supervivencia a la que somos sometidos quienes todavía vivimos y producimos en una Venezuela en crisis, pero seguiremos adelante y continuaremos luchando día a día hasta recuperarla.

@afeolacruz

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.