Contraste en precios de comida entre zonas sur y norte de Valencia

Pero esta realidad es relativa, no existe una estandarización en los costos de los productos. Varían hasta de un local a otro, en una misma zona

Combos por delivery, semanal. Hay quienes destinan para ello entre 30 y 40 dólares. Foto: Agencia

Carabobo.- En Valencia, siempre se ha hablado del norte y del sur; y a la hora de comprar los alimentos, se tiende a pensar que en el sur podemos conseguir precios más económicos. Pero esta realidad es relativa, no existe una estandarización en los costos de los productos. Varían hasta de un local a otro, en una misma zona.

Gulf Oil Venezuela tendrá nueva sede en Valencia desde el 9 de julio

Este espacio estará ubicado específicamente en la avenida Bolívar Sur con calle Peña

 

A los de menos poder adquisitivo no les queda otra que recurrir a varios locales para completar la compra; mientras hay quienes sí pueden ir a los supermercados para equiparse, donde contrastan dos Venezuelas: Los que reciben remesas con sus “carritos full” y los que no, eligiendo entre lo que apenas puedan comprar.

Mercados en divisas

Entre quienes viven por la avenida Bolívar norte y parte del norte, algunos prefieren acercarse a los mercados adyacentes a la plaza de Toros, al sur de Valencia, donde se consigue variedad, sobre todo en frutas y vegetales; pero ya casi todos venden en dólares.

Lo curioso es que es más barato cuando se compra en efectivo con bolívares; si se adquiere en dólares, lo reciben en 3 millones 500 mil o en 3 millones 400 mil, dependiendo del local.

Un residente de la zona norte, que a veces compra por el sur, observa que por sus alrededores es más caro. En un reconocido mercado, ubicado en Flor Amarillo, un kilo de queso guayanés está en 6 millones 500 mil Bs., mientras en el norte ronda entre 8 millones 500 mil y 13 millones de Bs. Un kilo de carne en 9 millones de bolívares, por el norte la más económica en 12 millones.

Un kilo de tomate en el sur, 3 millones 500 mil Bs., mientras que en el norte cuesta hasta 5 millones de bolívares. También persiste la queja de quienes compran en dólares; a la hora del cambio los comerciantes nunca tienen y obligan al consumidor a “redondear” la compra.

Más diferencias en precios

En el norte, por ejemplo en la avenida Bolívar, un pan canilla puede costar 3 millones 890 mil Bs. o 1,25 dólares; en el sur, por ejemplo en Parque Valencia, hay panaderías que venden combos de 4 canillas por un dólar.

En lo que coinciden los consumidores es en que todo se mide en dólares. Una familia de tres personas gasta en promedio en la zona sur 30 $ comprando lo mínimo: Huevos, mortadela, queso, carne molida, bistec, pollo, arroz, pasta y harina precocida.

También están los que adoptaron la modalidad de compras de combos por delivery, semanal. Hay quienes destinan para ello entre 30 y 40 dólares.

Entre abril de 2020 y abril de 2021 el costo de la canasta de alimentos subió casi 91 dólares al pasar de 208 a 289 dólares, de acuerdo con el Observatorio Venezolano de Finanzas.  Ni siquiera los venezolanos que perciben ingresos en divisas están protegidos de la inflación.

Contraste - Notitarde
Es más barato cuando se compra en efectivo con bolívares. Foto: Agencia

Un combo de cinco kilos de carne (guisar, molida, bistec, mechada y milanesa) que el señor Juan Miguel compró a finales de marzo en 20, ahora lo consiguió en 30 dólares. “Sé que no es mucho, pero cuando sacas cuentas y sumas cada producto en bolívares te das cuenta de que pega en el bolsillo”, dice.

A inicios de febrero compró en 18 dólares una paca de 20 paquetes de un kilo de harina de maíz precocida, que le dura mes y medio. Cuando volvió al negocio a finales de mayo, ya estaba en 22 dólares.

Contraste en precios

 Los sueldos en divisas también se quedan rezagados

El mayor crecimiento de los precios en bolívares de bienes y servicios respecto al aumento del tipo de cambio ha hecho que ocurra este fenómeno de aumento del costo de vida en dólares, al que la gente suele referirse erróneamente como “inflación en dólares”, refiere el economista Carlos Ñáñez.

De acuerdo con la firma Ecoanalítica, el dólar perdió 49% de su poder de compra entre abril de 2020 y abril de 2021, para la adquisición de alimentos. Ni siquiera los venezolanos con ingresos en divisas están protegidos, aunque por supuesto se ven menos afectados que los trabajadores que ganan en bolívares, la mayoría ubicados en el sector público.

Así que muchos hábitos han cambiado con la pandemia y con los tiempos; si comprábamos mensualmente, ahora se hace semanalmente y somos más ahorrativos.

Sigue la información minuto a minuto en nuestro TelegramInstagramFacebook Twitter ¡La noticia en tus manos!