Messi pidió una reunión para acordar su salida del Barcelona

La idea del argentino sigue siendo la de marcharse, aunque entiende que difícilmente se podrá marchar gratis, y tampoco abonando la imposible cláusula de 700 millones

Messi pidió una reunión para acordar su salida del Barcelona
El Barça va a intentar convencer a Messi de que siga en el club. Foto: Agencia.

Fútbol-. Lionel Messi pidió una reunión para acordar su salida del Barcelona, este viernes según informan medios españoles.

Al respecto, la idea del argentino sigue siendo la de marcharse, aunque entiende que difícilmente se podrá marchar gratis, y tampoco abonando la imposible cláusula de 700 millones.

Manchester City seria el favorito para fichar a Messi

El conjunto ingles sería el candidato mejor posicionado a hacerse con los servicios del futbolista argentino

Asimismo, el club se mantiene firme en su posición “o es para renovar o no hay nada que negociar” señalan. Es decir, desde la directiva siguen declarando intransferible al capitán y no van a abrirse a negociar; con ningún club la venta del jugador argentino. O viene un club con los 700 millones de euros de la cláusula o Messi seguirá vistiendo de azulgrana.

Messi pidió una reunión

De igual manera, los asesores del futbolista le han convencido de que es mejor terminar bien con el Barcelona, no solo por imagen, sino porque así se ahorra problemas en el futuro. Si pacta ahora su precio con la entidad culé no se arriesga a que un juez pueda; dictaminar en el futuro una cantidad muy elevada para su traspaso, aunque sea inferior a los 700 de su cláusula, que su club de destino no pueda asumir.

Por su parte, el Barca sigue sosteniendo que la prolongación de la competición por el coronavirus no amplía el plazo para que pueda romper el vínculo y que, por lo tanto, está renovado y su contrato concluye; en junio de 2021 y no ahora, en agosto, como sostiene el futbolista. Además, en las oficinas están al tanto de sus contactos con el City y no quieren reforzar, gratis y con el mejor jugador, a un rival directo por la Champions League.

Las posturas, por lo tanto, siguen alejadísimas y ahora mismo no se vislumbra ninguna solución a corto plazo. El Barça va a intentar convencer a Messi de que siga en el club, mientras que el argentino a día de hoy no ha cambiado de opinión y sigue pensando que su ciclo en el conjunto azulgrana se ha terminado.