Rockets se llevaron el primer juego ante Lakers

Los texanos vencieron a los angelinos este viernes con un marcador de 112-97 para adelantarse en la serie al mejor de siete en la burbuja de Orlando

Rockets se llevaron el primer juego ante Lakers
El escolta James Harden lideró la ofensiva de Houston con 36 puntos. Foto: Agencia.

Baloncesto-. Los Houston Rockets se llevaron el primer juego ante Lakers, en las semifinales de la conferencia del oeste en la NBA.

Al respecto, los texanos vencieron a los angelinos este viernes con un marcador de 112-97 para adelantarse en la serie al mejor de siete en la burbuja de Orlando.

Rockets vence a OKC y avanza a semifinales del Oeste

Un tapón de James Harden selló la victoria del equipo a falta de 4 segundos

Asimismo, el escolta James Harden lideró la ofensiva de Houston con 36 puntos, mientras que el base Russell Westbrook consiguió  24 puntos, nueve rebotes defensivos, y repartir seis asistencias. Pero sería el escolta Eric Gordon el que se convirtió en factor sorpresa; al encestar 23 puntos, incluidos tres triples en ocho intentos, y estar perfecto, 6-6, desde la línea de personal.

De igual manera, por los Lakers, el pívot Anthony Davis logró un doble-doble de 25 puntos y 14 rebotes como el líder de los Lakers, además LeBron James sumó 20 puntos, ocho rebotes y siete asistencias.

Rockets se llevaron

Por otra parte, los Heat de Miami vinieron desde atrás para ganar de manera espectacular por 115-100 a los Milwaukee Bucks y colocar la serie 3-0 a su favor.

En este sentido, el aporte de Jimmy Butler fue fundamental al anotar 30 puntos, atrapar siete rebotes y repartir seis asistencias, Bam Adebayo, acabó el partido con un doble-doble de 20 puntos y 16 rebotes.

Por los Bucks, el pívot cubano estadounidense Brook Lopez lideró con 22 puntos que lo dejaron como el máximo encestador, que también tuvieron el apoyo del ala-pívot griego, Giannis Antetokounmpo, quien se quedó a las puertas de un triple doble. Pero su aportación de 21 puntos, 16 rebotes y nueve asistencias no evitó la derrota de los Bucks, que volvieron a fallar en los momentos decisivos.