Jorge Rodríguez acusó a EEUU y la oposición de planear sanciones

"Planearán nuevas sanciones contra el pueblo de Venezuela, acciones conspirativas y violentas, les dirán si les dan permiso (o no) de participar en las elecciones de gobernadores, hablan del 'palo y la zanahoria'"

Jorge Rodríguez - Notitarde
El parlamentario público este lunes una serie de mensajes en su cuenta de Twitter. Foto: Referencial.

Caracas.- El presidente de la Asamblea Nacional (AN) Jorge Rodríguez, acusó este lunes a EEUU y la oposición de planear en una reunión en Colombia, nuevas acciones «violentas» y sanciones contra Venezuela.

UE aprueba nuevas sanciones a 19 funcionarios venezolanos

La lista ascendió este lunes a un total de 55 personas

El jefe del Parlamento mencionó entre los opositores a Julio Borges, Leopoldo López, Manuel Rosales; así como al embajador de Estados Unidos ante Venezuela, James Story.

«Planearán nuevas sanciones contra el pueblo de Venezuela, acciones conspirativas y violentas, les dirán si les dan permiso (o no) de participar en las elecciones de gobernadores, hablan del ‘palo y la zanahoria’. En fin, nauseabundo», puntualizó en su cuenta en Twitter.

Indicó que una fuente «indignada» del Gobierno del presidente colombiano, Iván Duque, le informó sobre la reunión que se celebrará en el Hotel Marriot de Bogotá. Además le compartió una foto de la «agenda» de los encuentros que se celebran desde el pasado viernes hasta este próximo 26 de febrero.

«Ayer, James Story les hizo una parrilla, corrió abundante whisky 18 años y empezó con las instrucciones a sus perros falderos», agregó Rodríguez en referencia a Borges, López y Rosales.

Entre los temas a tratar, según esa agenda compartida por el también exministro de Comunicación, está la construcción de un movimiento cívico-político para lograr un Gobierno de transición; negociación y acuerdos humanitarios, también la lucha por condiciones electorales, entre otros.

Agregó en otro mensaje que «nunca antes en la historia de Venezuela se había dado el caso de una ‘clase política’ tan pero tan arrodillada a los designios de un representante extranjero, que además persiste en su intención criminal de los tiempos trumpistas».