Trump es absuelto en el juicio político por el asalto al Capitolio

Los votos republicanos del Senado salvaron al exmandatario

Trump - Notitarde
Se enfrentaba por segunda vez a un juicio. Foto: Referencial.

EEUU.- Donald Trump es absuelto en el juicio político por el asalto al Capitolio.  El expresidente de EE.UU fue absuelto este sábado por el Senado, bajo control demócrata.

Sismo de magnitud 7,0 sacude la costa de Fukushima en Japón (Video)

Hasta el momento, las autoridades locales no han emitido alerta de tsunami

En ese sentido, los votos republicanos del Senado, constituido como jurado en este juicio político («impeachment»), salvaron a Trump e impidieron que los demócratas obtuvieran suficientes apoyos para condenarle.

Según explicó Efe, solo siete republicanos votaron a favor de condenar al exmandatario por «incitar a la insurrección»: Susan Collins, Lisa Murkowski, Mitt Romney; además de Ben Sasse, Bill Cassidy, Pat Toomey y Richard Burr.

El marcador final quedó con 57 a favor de la condena y 43 en contra, unas cifras insuficientes para los demócratas que necesitaban una mayoría de 67 votos para finalmente condenarlo.

Trump

A favor de absolver al expresidente votó el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, una figura muy influyente en el partido y que al principio se había mostrado abierto a una condena.

La mañana de este sábado el equipo de McConnell filtró a la prensa que pensaba absolver al republicano, lo que terminaría influyendo en los votos.

En las últimas horas del juicio político, la defensa de Trump se esforzó por defender el derecho a la libertad; al mismo tiempo que lo retrató como un garante de «la ley y el orden».

«Este juicio político ha sido una farsa completa de principio a fin. Todo este espectáculo no ha sido más que la búsqueda desquiciada de una vendetta política de larga data contra el señor Trump por parte del partido de la oposición», dijo uno de los letrados del exmandatario, Michael Van Der Veen.

El asalto al Capitolio ocurrió dos semanas antes de que Joe Biden iniciara su mandato en EEUU, exactamente el 6 de enero; y dejó un saldo de cinco fallecidos y varios detenidos, tras unas extensas jornadas de protestas.