La crisis de Venezuela más allá de la pandemia

En el país hay dos realidades que no se pueden ocultar: los bajos salarios y la calidad de los empleos

crisis de Venezuela – Venezuela
En Venezuela hay dos realidades que no se pueden ocultar: los bajos salarios y la calidad de los empleos. Foto: Agencias

Caracas.- La crisis de Venezuela más allá de la pandemia. En el país hay dos realidades que no se pueden ocultar: los bajos salarios y la calidad de los empleos; según un reportaje de la periodista Janet Yucra.

Independientemente de la crisis que azota a Venezuela, producto de la pandemia y de la debilitada economía que ya existía antes de la llegada de la COVID-19, en el país hay dos realidades que nos e pueden ocultar: los bajos salarios y la calidad de los empleos.

Sobre este tema hablaron, el profesor del Instituto de Estudios Políticos de la UCV, Rodolfo Magallanes y el economista y diputado de la Asamblea Nacional (AN), Ángel Alvarado. Desde sus puntos de vista extremos, ambos coincidieron en que gran parte de la población venezolana se encuentra empobrecida por la crisis.

Sobre la necesidad de un incremento de los salarios, Magallanes ratificó que la hiperinflación que afecta al país, esta debe ser una medida a tomar de manera inmediata.

«Cualquier persona con conocimientos de la realidad social, y sensibilidad acerca de la situación de los venezolanos, debe serle absolutamente claro que es necesario un aumento sustancial de los salarios», argumentó Magallanes.

crisis de Venezuela – Venezuela
Rodolfo Magallanes, profesor del Instituto de Estudios Políticos de la UCV. Foto: Agencias

Explicó que hay que «comparar el incremento de los precios durante los últimos años en los que ha habido hiperinflación, es decir, en los que la inflación ha superado el 50% mensual, que el alza nominal de los salarios se ha colocado muy por debajo de ese nivel, sin llegar a compensar el alza de los precios y, por lo tanto, ha habido una caída monstruosa del salario real de los venezolanos».

A su juicio, «siempre que ocurre un alza tal de los precios, que deteriora significativamente los salarios reales de los trabajadores, se produce una concentración del ingreso en un grupo pequeño de la población, cuyos ingresos -porque ellos si controlan los precios a los que venden sus productos- guardan mayor relación con la inflación«.

Crisis de Venezuela

También dijo que «los salarios por debajo de los niveles mínimos que aseguran el sostén y  reproducción del trabajador y su familia se convierten en una transferencia de ingresos en general a favor de los empleadores».

Magallanes ratificó que «la destrucción de los salarios pone al borde de la pobreza y el hambre a los trabajadores, sobre todo a los más pobres, porque no poseen ahorros (o solo muy pocos) y poseen pocos activos acumulados (o ninguno)».

Igualmente, afirmó que «el deterioro prolongado de los salarios provoca una caída general del ingreso nacional y de la actividad económica, ya que la capacidad productiva de las empresas se ajusta a una baja demanda, pues los ingresos de la población no son suficientes para adquirir los productos. El mantenimiento de una situación de bajos salarios o bajos ingresos de la población, debemos recordar que los trabajadores son la mayoría de la población, impide a las empresas aumentar la producción y la productividad aprovechando los rendimientos que ofrece un uso mayor de la capacidad productiva».

Dijo que una de las peores consecuencia de los bajos salarios y la baja actividad económica, es que «afectan la capacidad de financiamiento de la actividad estatal y la provisión de servicios básicos por parte de éste; traduciéndose en un deterioro de la infraestructura social y los servicios de atención a la población.

Crisis de Venezuela

También disminuye la capacidad de las organizaciones estatales y reduce la disposición de los trabajadores o funcionarios a ejercer la función pública. La síntesis de esta situación es el desmantelamiento de las capacidades o funciones estatales».

Y se suma la crisis por el coronavirus, el profesor afirmó que «los bajos salarios mantienen a los trabajadores en una situación de estrés o tensión permanente que agota sus nervios, les enferma y les impide ser productivos o rendir en el trabajo. Además promueven la corrupción y conductas delictivas. También disminuyen la autoestima de los trabajadores y destruyen la moral de las organizaciones de defensa de los mismos. Precisamente en el caso de una economía asediada y forzada a cerrarse en sí misma -como es Venezuela debido a las agresiones imperiales, promovidas por factores fascistas- y por la crisis provocada por la COVID-19, el mantenimiento de bajos salarios va en contra de la reactivación del crecimiento económico. Podríamos decir, que aquí se encuentran las principales razones por las que es necesario un ajuste de los salarios de los venezolanos».

Empleos de calidad

crisis de Venezuela – Venezuela
Ángel Alvarado, economista y diputado de la Asamblea Nacional. Foto: Agencias

Por su parte, el diputado Ángel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional  explicó que se requieren 4 millones de empleos de calidad y que se vaya fortaleciendo con el acceso a la salud, la educación y las oportunidades.

«Esos empleos no deben ser únicamente en el sector petrolero, sino que es esencial diversificar la economía venezolana para generar empleos productivos para toda la sociedad».

“Hace falta un cambio político que se refleje en la sociedad y genere el cambio económico. Hoy el sistema está hecho para sacar lo peor de la gente y hay que cambiarlo por un sistema que saque lo mejor del venezolano, que dé valor al esfuerzo, a la producción y no a los privilegios”, agregó el parlamentario.

Destacó los resultados de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 2019-2020, reflejan que 96% de los hogares venezolanos está en situación de pobreza, un escenario que; además se está agravando con la pandemia y los problemas de movilidad derivados de la escasez de gasolina.

Ante este panorama, Alvarado expresó que el mayor reto que se enfrenta es «lograr que la sociedad venezolana sea viable nuevamente».

Propuso «construir un Fondo Venezuela mediante créditos internacionales que permita recuperar los servicios públicos, la infraestructura, el sistema sanitario y educativo y que a su vez permita dar un shock a los ingresos del venezolano llevando el salario mínimo inicialmente a US$60 y otorgando transferencias directas a los sectores vulnerables. Otra parte de ese Fondo debe inyectarse en las reservas internacionales para poder superar la brecha fiscal y superar la hiperinflación».

Crisis de Venezuela

En segunda instancia, señala Alvarado, «deben construirse todas las condiciones jurídicas y de competitividad para incentivar a las inversiones extranjeras a apostar por Venezuela y en tercer lugar empoderar a la sociedad para que los venezolanos dejen de buscar trabajo y empiecen a generarlo».

crisis de Venezuela – Venezuela
El deterioro prolongado de los salarios provoca una caída general del ingreso nacional y de la actividad económica.

“La única manera de superar la pobreza es generando riquezas, pero entendemos que eso no es suficiente. A la mayoría de los venezolanos nos une la necesidad de generar un cambio,  para que la sociedad entre nuevamente en la senda de la generación de riquezas pero también generar inclusión social y cerrar la brecha de la desigualdad”, aseguró el economista.