Desayuno en la Redacción con Marcos Federico Moreno

Impuestos en Carabobo están llevando a los comerciantes a la economía informal para subsistir

Desayuno en la Redacción – Notitarde
De izquierda a derecha: Francisco Briceño, Marcos Federico Moreno y Alecia Rodríguez Del Valle. Fotos: Notitarde
Desayuno en la Redacción – Notitarde
Periodista, Francisco A. Briceño J.

Valencia, 25 de marzo.- Impuestos en Carabobo están llevando a los comerciantes a la economía informal para subsistir.

El economista Marcos Federico Moreno está convencido de que los ejecutivos de hoy han tenido un reto mucho más fuerte que el de sus predecesores: Les ha tocado gerenciar en hiperinflación, devaluación, pandemia, crisis, entre otros escenarios adversos.

Aunque recuerda que Venezuela tiene 39 meses en hiperinflación y 29 trimestres de caída económica, Federico Moreno, presidente de la Asociación de Ejecutivos del estado Carabobo, confía en que este año el país retorne a una relativa estabilidad.

No obstante, insiste en la necesidad de que el Gobierno tome las medidas económicas necesarias, entre las cuales –por ejemplo- destaca la privatización de las empresas públicas y aplicar la disciplina fiscal. Solo de esta manera –dice- se podrá erradicar la inflación.

En tanto, el manejo impositivo en Carabobo lo considera “preocupante”, toda vez que estaría obligando a pequeños y medianos comerciantes a migrar a la informalidad, especialmente por la situación de pandemia que atraviesa Venezuela.

Marcos Federico Moreno, presidente de la Asociación de Ejecutivos del estado Carabobo, fue el invitado esta semana al Desayuno en la Redacción de Notitarde, al cual asistió acompañado por Mary Mennuto, Secretaria de la Junta Directiva. Por Notitarde estuvo Alecia Rodríguez Del Valle, Directora de página web y quien suscribe, Francisco Briceño, Director General de WTC Radio.

¿Cómo evalúa el panorama económico actual en Venezuela?

Es bien complicado, aunque muchos analistas serios, tanto externos como de Venezuela, pronostican que 2021 será menos malo que los años anteriores, recordando que tenemos 39 meses en hiperinflación. Venezuela es el segundo país con la inflación más larga acumulada en la historia y solo nos supera Nicaragua que llegó a 60 meses. Cuesta mucho digerir esa cifra.

Pero, además, tenemos 29 trimestres de caída económica. Se considera recesión económica cuando hay un trimestre en caída, nosotros tenemos 29 (…) Estamos en una situación nunca vista en países que han tenido procesos de guerra, guerra civil, catástrofes naturales, nucleares, esto no se ha visto en la historia contemporánea.

Este año se espera una relativa estabilidad, puede haber una caída del 1%, otros economistas estiman crecimiento del 1%, pero en términos generales, será de estabilidad.

Además, la producción petrolera se ha estabilizado (…) en medio millón de barriles diarios y el precio del petróleo está subiendo.

Pero no hemos salido de la hiperinflación, ¿correcto?

No, no hemos salido de la hiperinflación. No hemos bajado de ese 50%. En enero superamos el 50% de inflación. Se pronostica que este año, según el promedio de seis principales analistas y las bancas de inversión más serias, la inflación pudiera estar en 1.500%, el año pasado cerró en 3.500%.

MEDIDAS PARA SALIR DE LA HIPERINFLACIÓN

Marcos Federico Moreno considera que no ha habido voluntad en el Gobierno de Nicolás Maduro para erradicar la hiperinflación, como ha ocurrido en otros países donde históricamente ha sido contenida.

Afirma que hacen falta medidas integrales a nivel macroeconómico que necesitan un piso de respaldo político.

Cita como ejemplo, de las medidas no aplicadas, el tema del déficit fiscal. Recuerda que varios economistas han entregado recomendaciones al Ejecutivo, donde piden principalmente que prive la sensatez.

Una de ellas es que el Gobierno “deje de imprimir dinero inorgánico (…) privatizar absolutamente todas las empresas que están dando pérdidas; y todas las empresas del Estado están dando pérdidas. Las empresas básicas, cementeras, telefónicas, todo lo que fue expropiado aunado a lo que ya era del Estado”.

En este sentido, el economista considera que, de implementarse las medidas necesarias, en muy pocos meses, incluso en menos de un año, podría erradicarse la inflación.

“Muchos países de Latinoamérica en menos de un año lo han logrado. Yo me acuerdo que Bolivia, cuando en el primer año tenía inflación de 900%, tomó medidas y al año siguiente bajó a 20%. La receta está en todos los libritos de economía, la inflación es una enfermedad prevenible y curable”, sostiene.

Además, precisa que, de todos los países del mundo, solo dos han sufrido hiperinflación en el siglo XXI: Zimbabue y Venezuela.

Se ha hablado de una especie de burbuja económica, con la aparición de bodegones o ventas de automóviles de lujo. ¿Qué decir de esa realidad?

Hay una economía con una caída del 80% acumulado. El hecho de que estén haciendo 10 edificios en Caracas o que haya 100 bodegones en el país, no significa que haya algún tipo de reactivación económica porque simultáneamente están cerrando centenares de pequeñas y medianas industrias. En 1998 teníamos 12 mil industrias, en 2020 apenas nos quedaban 2 mil. Entonces no son nada representativo estos pequeños oasis de prosperidad.

CUENTAS EN DIVISAS: UNA POLÍTICA PALIATIVA

Desayuno en la Redacción – Notitarde

Federico Moreno afirma que la posibilidad de abrir cuentas en dólares en bancos venezolanos, es una buena política, pero a su vez, considera que se trata de una medida para paliar la crisis del sistema de pagos.

“El sistema de pagos en Venezuela está colapsado porque una moneda, para considerarse moneda, debe cumplir tres objetivos fundamentales: Intercambio, reserva de valor y unidad de cuenta. El bolívar perdió esas 3 características y nos hemos visto obligados (…) en los estados fronterizos a migrar al peso; en los estados del Sur del país migraron al real y a las pepitas de oro, y en el resto del país migramos al dólar y al euro”, explica.

Reconoce que “siempre en tema de hiperinflación (esta medida) es un riesgo, siempre puede haber riesgo cambiario, claro, te van a cambiar al tipo de cambio del día, pero siempre es una medida incompleta, paliativa, puntual, pero no va a solucionar el problema de raíz”.

¿Cómo evalúa el manejo impositivo en Carabobo?

Es un tema muy preocupante, todos somos conscientes de que así como las empresas privadas, las empresas publicas necesitan cubrir un presupuesto, necesitan ingresos para cubrir esas responsabilidades que tiene, en este caso, una alcaldía, pero el aumento fue muy desproporcionado y sobre todo en época de Covid-19, porque en condiciones normales se puede negociar o paliar, pero imagínate un comercio cerrado ahorita, durante estas dos semanas de cuarentena radical, y tienes igualito que pagar impuestos.

Nos hubiera gustado que se hubieran sentado las alcaldías y los gremios, en este caso Fedecámaras y la Cámara de Comercio (…) tomando decisiones conjuntas. Entonces considero que fue contraproducente, bajo la situación de pandemia y las restricciones laborales y de mercado.

Ha sido un incremento de entre 250 y 800% en impuestos. Eso hace que más comercios se vean tentados a migrar a la informalidad para subsistir.

¿Qué plantean o qué piden al respecto?

Sentarse con los gremios a abordar el tema y tener empatía; ponerse en el lugar de otros (…) se pide empatía y diálogo.

En el resto del mundo, en la gran mayoría de países, ha habido exenciones fiscales en algunos casos y en otros, subsidios directos para que no cierren. Aquí es todo lo contrario con los impuestos, sin ningún tipo de apoyo o estímulo para que sobrevivan.

¿Qué opina del diálogo?

El diálogo por supuesto es bienvenido, es imperativo, es necesario, pero siempre y cuando sea dialogo y haya voluntad de escuchar a la contraparte y buscar soluciones a los problemas. Que se escuche. Hay que estar abiertos al diálogo.

¿Ustedes han sido convocados al diálogo en Carabobo?

Sí, nosotros hemos sido convocados al diálogo en Carabobo. Claro, no hemos podido participar porque la convocatoria ha llegado a veces con 24 horas de anticipación. Nosotros (Asociación de Ejecutivos del estado Carabobo) somos un cuerpo colegiado y no hemos tenido margen de maniobra.

¿Cuál es ese rol que tienen que asumir las instituciones o el compromiso frente a esta coyuntura económica nacional?

Parte del problema que tenemos es la crisis de institucionalidad y no es solo un concepto de instituciones públicas sino de instituciones privadas. De hecho, nosotros como Asociación de Ejecutivos, que somos una institución sin fines de lucro, nuestro principal rol es mantenernos, seguir trabajando.

En 2020, pese a las circunstancias, cumplimos con los objetivos y en 2021, en lo que va de trimestre trabajamos en mantenernos y cumplir nuestro rol. En resumen, el principal rol es sobrevivir y llevar a cabo objetivos y proyectos.

¿Cómo ha golpeado la pandemia a la AEEC?

Nos ha golpeado fuertemente porque nuestros principales ingresos se dan a través de las salas rentales, lo que nos permite alquilar para eventos, conferencias, actividades. Por tema pandemia no hemos podido alquilar, hemos estado cortos de recursos, sin embargo, nos hemos puesto creativos y hemos hecho actividades.

El año pasado el cronograma de eventos académicos lo migramos al formato digital y realizamos 83 videoconferencias donde llegaron a participar 7 mil personas.

¿Cuáles son las principales limitantes del sector que usted representa frente a toda esta situación política, económica y social?  ¿Qué es lo más difícil que les ha tocado?

Lo más difícil es la suma entre la asfixia regulatoria (…) uno de los principales puntos sería derogar la cantidad de leyes, reglamentos que limitan o desestimulan la iniciativa privada. La asfixia regulatoria es brutal, aunado a la falta de servicios.

¿Lo han planteado a las autoridades? ¿Qué respuesta han obtenido?

Siempre han acogido con beneplácito las propuestas, de hecho, a nivel de propuestas económicas generales se han hecho infinidades, hemos dado sugerencias. La más importante fue en 2015 cuando los 20 economistas de más prestigio en el país dieron al Gobierno el plan para solucionar los problemas, pero no han tenido mayor acogida.

¿Qué exigen ustedes al gobierno nacional y al gobierno de Carabobo?

Que vuelva el tripartismo, el sector sindical, sector patronal y gobierno para la búsqueda de soluciones y diálogo sincero.

El tema salarial es uno de los temas más agudos, pero el proceso es integral. Mientras no resuelvas la hiperinflación, mientras no se corte de raíz, mientras no se resuelvan los problemas macroeconómicos, mientras no haya un plan integral, no vamos a poder subir el salario al nivel promedio de América Latina, que es de alrededor de 300$ al mes.

De prolongarse la pandemia, ¿cómo vislumbra la continuidad del sector productivo en la región?

Si tu agarras el Diccionario de la Real Academia Española y buscas el concepto ‘héroe’, dice algo por el estilo como la persona que con esfuerzo, vocación y sacrificio consigue los objetivos que quiere; y tener una santamaría abierta es ser heroico.

El empresario no solo debe estar pendiente de producir sino de los servicios públicos, arreglar la vía, la calle. Hay que quitarse el sombrero con los comerciantes que tienen la santamaría abierta ante las adversidades.

Hay un índice que se llama Doing Business, que hace el Banco Mundial, ahí estamos entre los últimos a nivel de facilidad para hacer negocios. Entonces, cuando se habla de atraer inversión extranjera mientras no haya un cambio total, un giro de 180 grados en materia económica que genere confianza, no se puede resolver el problema.

ACTIVIDADES PARA TODOS

La asociación de ejecutivos tiene la particularidad de que agrupa a representantes de diversas profesiones. Por ello, trabajan actualmente con al menos 15 comités profesionales de diversas áreas, desde donde han surgido iniciativas para actividades de formación y actualización.

De allí el impulso a todo un abanico de charlas, foros, conferencias y seminarios, por ejemplo, en materia fiscal, como se hizo en 2020.

Además, la AEEC forma parte de la coalición anticorrupción por lo que se han centrado en el tema de la ciudadanía y gobernabilidad, fomentando los valores y la ética ciudadana.

“Es un problema nacional la opacidad, la falta de cifras (…) en salud, seguridad, economía. No debemos olvidar que el Banco Central de Venezuela estuvo 3 años sin publicar cifras de inflación (…) y sin ir muy lejos, todos tenemos dudas sobre las cifras dadas del Covid-19”, explica.

Pero también han sido partícipes de actividades en conjunto con gremios como el Colegio de Ingenieros para abordar el tema de la calidad del agua en Carabobo, todo ello sin dejar de lado aspectos culturales, motivacionales y la responsabilidad social.

Sobre este último aspecto, recuerda que existe un comité dedicado a ayudar organizaciones y centros de salud que requieran recursos o algún tipo de apoyo. Un ejemplo de ello fue el que ofrecieron a la unidad de infectología pediátrica de la Ciudad Hospitalaria “Dr. Enrique Tejera” de Valencia.

UN HOMENAJE A VALENCIA

La Asociación de Ejecutivos había preparado una serie de actividades para homenajear a Valencia en su día. Sin embargo, por motivos de cuarentena radical, debieron ser suspendidos, a excepción de dos.

Una de ellas es el concurso fotográfico digital, abierto a todo el público, que han llamado “Viva Valencia”. La idea es que las personas plasmen su visión de Valencia, “su entorno industrial, comercial, montañas, ríos, árboles. Es tema abierto para dar estímulo a la ciudad”.

El concurso inició el 25 de marzo y culminará el 17 de abril. Las bases están publicadas en las redes sociales Instagram y Twitter @AEECoficial.

La segunda actividad, que está prevista para hoy viernes, es la transmisión de un programa especial, que inició hace 3 meses en redes sociales, llamado “Crónicas citadinas”. El invitado hoy será Luis Cubillán Fonseca.

¿Qué le regalaría usted a Valencia?

Entusiasmo, esperanza y proyectos para una Valencia nueva, pujante, que todos anhelamos.

A pesar de los escasos recursos, con cariño y gerencia sí se puede. Se puede hacer más vivible la ciudad. Es importante el tema ciudadanía, responsabilidad, empatía con la ciudad y el resto de cohabitantes de Valencia.

VENTANA

“Un profesor me motivó a estudiar economía”

Marcos Federico Moreno es caraqueño, economista y ejerció durante 35 años la carrera ocupando cargos importantes en el sector financiero. Llegó a la Asociación de Ejecutivos del estado Carabobo hace 20 años y, desde 2019, ha asumido la presidencia.

“Elegí la economía como profesión porque en quinto año de bachillerato tuve un profesor de geografía económica que fue tan extraordinario, que me motivó. De hecho, a ese profesor, Hernán Matute, en estos días le escribí ‘gracias a usted escogí la carrera’. Estaba contentísimo”, cuenta.

Afirma que llegó a presidir la AEEC de forma natural. “Simplemente trabajando muchos años como director, presidente de comités, tesorero y al final conociendo la institución, relacionándome con expresidentes, tus colegas, uno fue haciendo carrera y de una manera natural nos tocó asumir las riendas”, comenta.

Afirma que una de las anécdotas más hermosas ha sido poder colaborar con instituciones como parte de la labor de responsabilidad social que está incluso en los estatutos desde la fundación.

A Marcos Federico también lo ha golpeado la diáspora. Está casado y uno de sus dos hijos se fue del país en medio de la coyuntura nacional.

“Hemos sido testigos de cambios drásticos a nivel social, económico y político. Le tendremos que contar a nuestros nietos estos cambios profundos que hemos vivido y cómo hemos sobrevivido a la situación económica más pavorosa que ha tenido Latinoamérica en su existencia y una de las más fuertes del mundo”.

Hoy, Marcos Federico sueña con una Venezuela próspera, una Venezuela con gobernanza liberal, que respete los Derechos Humanos, que respete la cultura, la tolerancia y la igualdad, pero sobre todo una Venezuela “que ejerza ciudadanía… Una Venezuela de primer mundo”.