Viviana Gibelli reveló un secreto “asqueroso” sobre “La guerra de los sexos”

La animadora recordó los juegos más emblemáticos, especialmente el de la comida secreta

Viviana Gibelli reveló un secreto “asqueroso” sobre “La guerra de los sexos”
Viviana explicó que animó la Guerra, 10 años junto a Daniel Sarcos y 5 con Winston Vallenilla. Foto: Agencia.

Espectáculos-. Viviana Gibelli reveló un secreto “asqueroso” sobre “La guerra de los sexos”, mediante un live en YouTube celebrando los 20 años de la primera edición del programa.

Al respecto, la animadora recordó los juegos más emblemáticos, especialmente el de la comida secreta, en el cual afirmó que había gusanos reales en la comida, “Yo veía los platos ahí cerquita y se movían los gusanos”.

Daddy Yankee, Bad Bunny y Luis Fonsi reinaron en Premios Billboard

Mientras que Enrique Iglesias fue reconocido como el Artista latino top de todos los tiempos y “Despacito” fue premiada como la Canción de la década

Asimismo, contó “yo soy amante de los animales, me encantaban los animales. El productor Ricardo Peña decía, pero esta chica no se le puede traer ningún animal porque a ninguno le tiene miedo”.

De igual manera, la artista relató “yo entré a jaula de tigres, me metí a un sarcófago lleno de culebras, me sacaron unas cucarachas de Madagascar, a un sapo que era  como un plato, yo le di un beso en la boca. A mí me mordieron 4 monos, sería empatía o seguro eran varones, que no iban por el equipo femenino”.

Viviana Gibelli reveló

Por otra parte, Viviana explicó que animó la Guerra, 10 años junto a Daniel Sarcos y 5 con Winston Vallenilla. Es un programa que le ha dado muchas satisfacciones, “La guerra de los sexos nunca se detuvo a pesar de la raza y de la condición política, fue ejemplo de tolerancia, incluir y ser amigos” aseguró.

Además, destacó los juegos más emblemáticos del programa: El paredón, el personaje incógnito, la cámara de la tortura, los chismosos, el animal secreto, la silla eléctrica, el desafío de los vasos, el chacalito, el rascacielos, las carreras de burros, avestruces, la cama loca y  los cocineros era uno de sus juegos favoritos.

También, Gibelli indicó que a veces se hacía trampa de lado y lado. “En los chismosos había trampa se levantaban los audífonos para escuchar. Los hombres son más tramposos que las mujeres Nosotras las mujeres,  nos poníamos un alfiler para romper los globos”, reveló.