China y EEUU comprometidos a cooperar contra el cambio climático

En medio de la tensión por cuestiones como los derechos humanos en la región de Xinjiang y Hong Kong

China y EEUU - Notitarde
Foto: Referencial.

EEUU.- En medio de las tensiones generalizadas en la relación entre Estados Unidos y China ha surgido un rayo de luz. Ambos países se han declarado “comprometidos a colaborar” en la lucha contra el cambio climático, tanto dentro del Acuerdo de París como en otros frentes.

Rescatan cuerpos de 3 de los 11 mineros atrapados en socavón en Colombia

El vicepresidente de Seguimiento y Seguridad Minera de la Agencia Nacional de Minería (ANM), Javier García, afirmó que el primer cadáver fue hallado el viernes

El anuncio se dio a conocer luego de tres días de conversaciones entre el enviado estadounidense para el clima, John Kerry, y sus homólogos chinos en Shanghái.

Además, ambos países permanecen enfrentados por cuestiones como los derechos humanos en la región de Xinjiang y Hong Kong, las presiones de Pekín sobre Taiwán o su guerra tecnológica.

“China y Estados Unidos, junto con otros países, están comprometidos a colaborar entre sí y con el resto para atajar la crisis climática; para responder con la seriedad y urgencia que requiere”, indica un comunicado conjunto, en la versión distribuida por el Ministerio chino de Ecología y Medioambiente.

Asimismo señalan que esto “incluye fortalecer sus acciones respectivas y cooperar en frentes multilaterales como la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y el Acuerdo de París”.

Kerry y su homólogo chino, Xie Zhenhua, han prometido en el comunicado que los dos países, los mayores emisores de gases invernadero del mundo; adoptarán medidas específicas y más ambiciosas a lo largo de la década para reducir las emisiones según los objetivos del acuerdo de París de 2015, que aspira a mantener el calentamiento global por debajo de los dos grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales e intentar limitarlo a 1,5 grados.

China y EEUU

El representante estadounidense, el primer alto cargo de la Administración de Joe Biden en viajar a China desde la toma de posesión del nuevo presidente, llegó a Shanghái el miércoles pasado bajo estrictas medidas de seguridad contra la pandemia de la Covid-19.

Durante su estancia en la segunda ciudad china, Kerry se alojó en un hotel cerrado al público donde se reunió con Xie y el viceprimer ministro Han Zheng por videoconferencia. Mantuvieron así unas con conversaciones que representan el restablecimiento del diálogo entre las dos principales potencias contaminantes, después de una interrupción de cuatro años durante el mandato de Donald Trump en Estados Unidos.

En dicha etapa, Washington se retiró del escenario global de lucha contra el cambio climático y China se presentaba como un líder creíble contra el problema.

Biden ha dado un giro de 180 grados a la política de su predecesor, que había retirado a su país del Acuerdo de París con el argumento de que perjudicaba a las empresas estadounidenses. El mandatario celebrará los próximos jueves y viernes una cumbre virtual sobre el cambio climático que servirá para preparar la reunión de la ONU en Glasgow sobre clima (COP26) prevista para noviembre. Según la Casa Blanca, están invitados los líderes de 40 países.