Detenido sacerdote por tener relaciones en el altar

Travis Clark, de 37 años, fue arrestado luego de que un testigo lo viera mantener relaciones sexuales con dos mujeres en el altar de la Iglesia Santos Pedro

Detenido sacerdote por tener relaciones en el altar
El testigo también filmó los hechos y llamó a la Policía. Foto: Agencia.

EE.UU-. Detenido sacerdote por tener relaciones en el altar de la iglesia, y es acusado de conducta obscena en el distrito Pearl River, Luisiana (EE.UU.).

Al respecto, Travis Clark, de 37 años, fue arrestado luego de que un testigo lo viera mantener relaciones sexuales con dos mujeres en el altar de la Iglesia Santos Pedro y Pablo según informaron medios locales.

Hallan en favela de Río de Jainero a modelo desaparecida hace un año

Se desconocen los detalles de cómo llegó hasta allí

Asimismo, la Policía local indicó, Clark fue visto por un transeúnte, que se sorprendió al notar luces encendidas en el templo a las 11 p.m., el pasado 30 de septiembre. Al mirar qué ocurría, observó que el cura estaba parcialmente vestido; con la indumentaria de sacerdote y que junto a él había dos mujeres que usaban corsés y tacones altos y manipulaban juguetes eróticos.

Detenido sacerdote

De igual manera, habían instalado luces de escenario, mientras que un teléfono celular y una cámara estaban montados en trípodes para grabar la escena. Además, el testigo también filmó los hechos y llamó a la Policía; que al llegar a la iglesia revisó las imágenes del testigo y procedió a la detención del trío.

Por su parte, los acompañantes del religioso Mindy Dixon, de 41 años, y Melissa Cheng, de 23, también fueron acusadas de realizar “actos obscenos” en el altar, “que es claramente visible desde la calle”. Dixon es una actriz de películas para adultos y el día anterior había escrito en las redes sociales; que iba a Nueva Orleans a reunirse con otra actriz para “profanar una casa de Dios”.

Travis Clark, quien estaba al frente de la iglesia; desde el año pasado y era capellán de un colegio católico cercano, fue suspendido por la Arquidiócesis de Nueva Orleans el día después de su detención.