María Mercedes Aparicio. Etimología de una Sociedad Civil Global

La etimología explica origen o procedencia de las palabras, que revela su significado y su forma

María Mercedes Aparicio – Notitarde

Internacional.- Antes de poder hablar sobre una Sociedad Civil Global se debe precisar que el término sociedad civil, no es teóricamente reciente, se remonta a la antigüedad clásica. “El término castellano de sociedad civil proviene del latín societas civilis. En esta expresión compuesta, el sustantivo societas describe cualquier sociedad o asociación de grupos o individuos, mientras que el adjetivo civilis precisa un tipo específico de sociedad. Etimológicamente, la sociedad civil no es pues ni más ni menos que una sociedad ciudadana.

Como sociedad ciudadana, la sociedad civil antigua recibió su elaboración teórica por excelencia en la filosofía ética y política de Aristóteles. En esta filosofía, la koinona politike (asociación de los individuos o de los grupos de los que se compone una ciudad) aparece como naturalmente humana: como “un hecho de naturaleza” para el ser humano, el cual, “por naturaleza”, puede llegar a ser un “animal político” que equivale aproximadamente a decir “animal civil” o “ciudadano”.

… Cabe afirmar que el humano sólo puede realizar plenamente su naturaleza en la polis o en la ciudad. La plenitud humana sólo se alcanza, de este modo, en la constitución de la koinona politike, de la societas civilis o de la sociedad civil. Para ser todo lo que puede ser, el humano tiene que ser un animal político, civil o ciudadano, y no sólo un animal social –no sólo un “amigo” o “asociado” Indica David Pavón y José Manuel Sabucedo, en el ensayo El concepto de “sociedad civil”: breve historia de su elaboración teórica, Universidad de Rouen, Francia, Universidad Santiago de Compostela, España.

El significado del término sociedad civil y su importancia desde sus orígenes ha ido evolucionado en las distintas épocas de la humanidad, ha variado dependiendo del contexto histórico y, particularmente de las formas de autoridad política.

Para el siglo XVII la definición de sociedad civil era colindante con el Estado, es decir en contraste con la anarquía o el imperio, Hobbes (filósofo inglés considerado uno de los fundadores de la filosofía política moderna)  fue el primero que la relató, remontando su origen, como el hecho jurídico por el que los individuos se vinculan a través de una ley y de un derecho común que emanan de una convención artificial y no de una inclinación natural. Para entrar en tal estado, hay que salir de la naturaleza. De hecho, hay que “pasar del estado natural” a una “sociedad civil” cuya “dominación, instituida y política”

Heredero de Hobbes, Locke (filósofo y médico inglés, considerado como uno de los más influyentes pensadores del empirismo inglés y conocido como el Padre del Liberalismo Clásico) también cree que el origen de la sociedad civil es una convención, sin embargo, mientras que para Hobbes –aún próximo del absolutismo– la convención estipula que habrán grupos o individuos –gobiernos o gobernantes absolutos– a los que se “abandonen todos los derechos” y se “autoricen todas las acciones”, en Locke –distante ya del absolutismo– los términos de la convención no contemplan a nadie con tales prerrogativas.

De acuerdo con Locke, el beneficio inmediato que los hombres obtienen de la sociedad civil es la “preservación” de “su propiedad”, esto es, “la preservación de sus vidas, libertades y posesiones” con una autoridad sometida a las leyes.

Y así sucesivamente la historia definirá el importante e infravalorado concepto de sociedad civil, hoy en día impera la sociedad civil global, en la cual se ha intentado establecer un sistema en donde predomine la cooperación, la ayuda transnacional y la acción colectiva, incluyendo luchas tendientes a la generación de nuevos derechos que abarcan temas emergentes en el transcurso del nuevo siglo como lo son: la identidad sexual, paz y medio ambiente en los ámbitos global, nacional y local.

Lo público dejó de ser prerrogativa del Estado y la sociedad civil se consolidó gracias a la presencia en nuevos espacios de participación como fruto de considerar a los ciudadanos como sujetos libres e iguales. Tanto en el Estado como en la sociedad fueron reconocidas y empoderadas. Las organizaciones sociales adquirieron nuevas matices: lo público no estatal, como expresión de ideales e intereses de la sociedad, y lo público estatal, como escenario del poder.

María Mercedes Aparicio Briceño                                                              Internacionalista                                                                                                Contacto: mmercedesab21@gmail.com                                                              Instagram: periodismointernacional13                                                                Facebook: https://www.facebook.com/PeriodismoInternacional1