María Mercedes Aparicio: Integración, Globalización y Acuerdos Comerciales Regionales

Las grandes potencias y las emergentes han entendido que en la integración y en el impulso del comercio internacional está la fuerza

María Mercedes Aparicio - Notitarde
La globalización es un fenómeno que se entiende como un proceso que integra lo transnacional. Foto: Agencias

Internacional.- El comercio a lo largo de la historia se ha posicionado como un motor esencial para el desarrollo de las nacionales y la reducción de la pobreza. Las grandes potencias y las emergentes han comprendido que en la integración y el impulso del comercio internacional está la fuerza.

La globalización es un fenómeno que se entiende como un proceso que integra lo transnacional, las estructuras domésticas y el conocimiento, esto permite que la economía, la política, la cultura y la ideología de un país se introduzcan en otro. La globalización es inducida mayormente por el mercado.

La misma, ha sido impulsada por la política exterior china desde que el gigante asiático luego de casi tres décadas de inflexible control estatal de la economía durante el liderazgo de Mao Zedong, a finales de los setenta los sucesores del poder decidieran emprender un ambicioso proceso de liberalización, modernización y apertura económica, insertándose en los mercados mundiales, iniciando lo que se conoció como “el milagro chino” destacando que entre 1978 y el 2006 China mantuvo un promedio anual de crecimiento económico de un 9,7%, y en el 2007 su participación en el comercio mundial representó 9% de las exportaciones y al 6,8% de las importaciones globales.

María Mercedes Aparicio: “Teoría Verde” una solución a la crisis ambiental

Durante los últimos 40 años se ha establecido en la agenda internacional la discusión sobre el desarrollo sustentable, la responsabilidad intergeneracional y el cambio climático

A pesar de que muchos de sus detractores señalan que “ha comenzado el fin de la globalización” como consecuencia de la pandemia Covid-19, alegando a su vez, que en el 2019 la economía y el comercio mundial ya se estaban desacelerando, este fenómeno llegó para quedarse ya que ofrece “variedad a las mesas” impulsando la inclusión de empresas locales en el mercado global.

María Mercedes Aparicio

A nivel mundial, los Acuerdos Comerciales Regionales (ACR), siempre han existido; representando el primer paso a un sistema comercial multilateral, sentando las bases de la integración, donde prevalece la libertad, la cooperación y la transparencia. La Organización Mundial del Comercio (OMC) los define como cualquier acuerdo comercial entre dos o más países, que no tienen por qué pertenecer a la misma región.

Los primeros acuerdos modernos surgieron a finales de los años cincuenta como la Comunidad Económica Europea. Durante las dos últimas décadas, los ACR se han proliferado bajo el contexto de liberalización, en concordancia con las amplias tendencias económicas.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los ACR son vías de acceso para el comercio, que resultan beneficiosos, siempre y cuando los países miembros se comprometan con la integración, promoviendo la liberalización económica interna y externa. Algunos ACR cuyos miembros mantienen elevadas barreras externas hacia terceros países, como es el caso de los ACR en África, han resultado en una desviación del comercio.

“A pesar de que la liberalización disminuyó las barreras comerciales tradicionales, los países en desarrollo, incluyendo a los de América Latina y el Caribe, enfrentan otras barreras que les impiden incrementar su volumen comercial, mejorar su competitividad, beneficiarse del sistema comercial mundial y participar en cadenas internacionales de valor. Algunas de estas barreras no son arancelarias en mercados de exportación, mientras que otras incluyen factores internos a los países, como, por ejemplo, la falta de conocimiento de las oportunidades comerciales en el exterior, los excesivos trámites aduaneros, el financiamiento inadecuado, medidas insuficientes de facilitación comercial e inversión y mantenimiento limitados de la infraestructura, como es el caso de carreteras, ferrocarriles, puertos y aeropuertos, así como sus respectivos accesos” Concluye el informe de las Nuevas Tendencias en los Tratados comerciales en América Latina (BID).

María Mercedes Aparicio Briceño                                                      Internacionalista                                                                                            Contacto: mmercedesab21@gmail.com                                                                    Ig: mariamercedes21