María Mercedes Aparicio. Ciencia de la Cooperación Internacional

La Cooperación Internacional ha basado su evolución histórica, en relaciones de amistad, de acciones conjuntas y alianzas estratégicas. Ha sido la fuerza que ha permitido cultivarlas, permitiendo con ello recorrer, de manera conjunta, el camino del desarrollo institucional y el de sus pueblos

María Mercedes Aparicio - Notitarde
Los diferentes retos de América Latina y el Caribe solo podrán abordarse si la acción local se complementa con una agenda de alianzas internacionales. Foto: Agencias

Internacional.- La cooperación internacional siempre ha hecho referencia al trabajo en comunidad y a la unión de esfuerzos y recursos entre los diferentes países del mundo que deciden colaborar en la ejecución de proyectos y nuevas estrategias que, después de un tiempo de dedicación, representan beneficios, sobre todo a nivel de desarrollo.

Según la vigésima segunda edición del diccionario de la Lengua Española indica que Cooperar es: “Obrar juntamente con otro u otros para un mismo fin”.

Es la práctica de los individuos o grupos que trabajan en común, con objetivos, y posiblemente métodos, acordados previamente, y en las que el éxito de un individuo es dependiente y contingente del éxito de los demás. La cooperación es la práctica opuesta a la de quienes trabajan por separado o en competencia mutua.”

María Mercedes Aparicio: Los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS)

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible constituyen un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad.

En este sentido, se denomina cooperación internacional a la ayuda voluntaria de un donante de un país (estado, gobierno local, ONG) a una población (beneficiaria) de otro. Esta población puede recibir la colaboración directamente o bien a través de su estado, gobierno local o una ONG de la zona.

Según el documento emitido por Corpo Gestión en El Encuentro Nacional de Coordinadores de Unidades de Emprendimiento (Colombia) el concepto de cooperación internacional ha ido evolucionando de la siguiente manera:

  • Del asistencialismo (paternalismo) a la corresponsabilidad
  • De la responsabilidad unilateral a la responsabilidad conjunta
  • De apoyar beneficiarios a trabajar y construir con actores activos
  • De la imposición de temas a la formulación colectiva
  • De la simple transferencia al acompañamiento y empoderamiento
  • De la creación de dependencia a la promoción de sostenibilidad
  • De relaciones jerárquicas a relaciones más horizontales
  • De la información limitada a la rendición de cuentas

La Cooperación Internacional para el desarrollo en América Latina AL

Cabe destacar que la asistencia oficial para el desarrollo (AOD) son flujos financieros, concesiones o préstamos dirigidos al sector oficial de los países en desarrollo. Es la ayuda que se entrega para apoyar el desarrollo económico y social de países no industrializados, mediante la transferencia de tecnologías, conocimientos, habilidades o experiencias por parte de países u organizaciones multilaterales.

Según el informe Nuevos Desafíos y Paradigmas: Perspectivas sobre la Cooperación Internacional para el Desarrollo, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe CEPAL:

Para cumplir los Objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible es necesario un nuevo concepto del desarrollo y repensar las políticas nacionales y la cooperación internacional para el desarrollo a fin de “que nadie se quede atrás”. En ese contexto, es esencial reconocer la heterogeneidad entre los países en lo que respecta a los retos del desarrollo que son independientes del nivel de ingresos. El desarrollo debe entenderse más como un proceso multifacético, que consiste en hacer frente a los problemas estructurales de un determinado país.

A medida que América Latina avanza en su camino hacia el desarrollo, van surgiendo nuevos retos que, junto con los ya existentes, tienen consecuencias para las políticas y exigen una nueva cooperación internacional para el desarrollo.

En los últimos años, la desaceleración económica también ha dejado al descubierto las vulnerabilidades que aún hay que solucionar: el lento crecimiento de la productividad, la reducida base de conocimientos y tecnología, la insuficiencia del financiamiento interno y externo, la aún escasa inclusión social y los débiles marcos institucionales. Para hacer frente a las vulnerabilidades nuevas y a las ya existentes, la región debe promulgar políticas en las cinco principales dimensiones de la Agenda 2030. La agenda de alianzas internacional, como parte de este marco, debe contribuir al diseño y la aplicación de estas políticas”

María Mercedes Aparicio Briceño                                                              Internacionalista                                                                                                Contacto: mmercedesab21@gmail.com                                                            Instagram: mariamercedes21                                                                              Facebook: https://www.facebook.com/PeriodismoInternacional1